Donantes internacionales vuelcan ayuda por explosión en Beirut

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

París. Una quincena de donantes internacionales, entre ellos Francia, Estados Unidos, China, Rusia y Egipto, participaban el domingo de una videoconferencia de apoyo al Líbano, sacudido por una enorme explosión y la crisis económica.

La reunión, organizada por la ONU y Francia, comenzó a las 12H00 GMT y marca el principio de una "iniciativa urgente y de esperanza para el futuro" del país, había informado el sábado la presidencia francesa.

"El objetivo hoy es actuar rápida y eficazmente para coordinar nuestra ayuda en el terreno para que vaya de la manera más eficiente posible a los libaneses", dijo el presidente francés Emmanuel Macron en la apertura de la videoconferencia.

Además, pidió a las autoridades libanesas "evitar que el país colapse, y respondan a las aspiraciones que el pueblo libanés manifiesta legítimamente en este momento en las calles de Beirut".

El presidente francés, primer dirigente extranjero en visitar la capital libanesa después de la explosión, prometió el jueves una ayuda rápida y masiva de la comunidad internacional

El martes, la explosión en un almacén del puerto de Beirut dejó al menos 158 muertos, seis mil heridos, decenas de desaparecidos y cientos de miles de personas sin hogar.

- "Todo el mundo quiere ayudar" -

Este domingo, el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, prometió el envío de medicamentos vía aérea, así como un buque carguero con cuatro mil toneladas de arroz. Al frente de la misión estará el anterior presidente, Michel Temer, hijo de libaneses.

España anunció este domingo el envió el martes de un avión del ejército a Beirut con medicinas y equipos médicos para la Cruz Roja, 10 toneladas de trigo y materiales de abrigo para la población que perdió su hogar por la explosión.

También, la Comisión Europea agregó este domingo 30 millones de euros (35 millones de dólares) a los 33 millones de euros (40 millones de dólares) asignados el viernes para ayuda de emergencia al Líbano, anunció el comisario de Ayuda Humanitaria, Janez Lenarcic.

"En la conferencia de donantes para Beirut y los libaneses, la Comisión Europea prometió un total de 63 millones de euros (75 millones de dólares)...", había anunciado la presidenta de la Comisión) Ursula von der Leyen", precisó el comisario en un comunicado.

El sábado, el presidente estadunidense Donald Trump anunció en un tuit que participaría en la reunión. "¡Todo el mundo quiere ayudar!", añadió, mencionando que había hablado con Macron.

Israel, país con el que Líbano no mantiene relaciones diplomáticas, no participa pero tras la explosión propuso ayuda.

Turquía es otro de los países llamado a aportar colaboración.

La ONU estimó que sólo el costo de las necesidades sanitarias asciende a 85 millones de dólares.

- La enésima catástrofe -

La explosión, aparentemente causada por el almacenamiento de miles de toneladas de nitrato de amonio en un depósito del puerto de Beirut, es la enésima catástrofe, la que ya no soportan los libaneses.

Líbano lleva meses sumido en una crisis económica muy grave, marcada por la depreciación de la moneda, hiperinflación, despidos masivos y drásticas restricciones bancarias.

El sábado miles de manifestantes se congregaron en el centro de la ciudad.

El presidente libanés Michel Aoun rechazó el viernes la sugerencia francesa de una investigación internacional sobre la explosión en el puerto de Beirut, y dijo que pudo haber sido causada por negligencia o por un misil.

Varios países enviaron socorristas y ayuda material al Líbano y promovieron iniciativas solidarias.

 

 

Últimas noticias