Mauricio Macri llega a Francia entre escándalos por corrupción

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Buenos Aires. El ex presidente Mauricio Macri y su familia llegaron ayer a París en medio de un escándalo político, judicial, de espionaje ilegal y corrupción. Varios de sus ex funcionarios más cercanos están ya bajo proceso. Sus primeras palabras al llegar a la capital francesa afirmaron que había llegado a una sociedad “donde se vive en libertad y responsablemente”, lo que causó indignación en diversos sectores, ya que Macri estaba detrás de todas las movilizaciones anticuarentena por la pandemia del coronavirus, en lo que se percibió como una labor contra el gobierno de Alberto Férnandez, al que heredó un país en cesación de pago de la deuda y con un sistema de salud abandonado.

Macri iba a ser indagado en los próximos días y ya había viajado a Paraguay por un día, violando la cuarentena, con el pretexto de que tenía una reunión con el ex presidente paraguayo Horacio Cartés referida a su cargo como presidente Ejecutivo de la Fundación de la Federación Internacional del Fútbol Asociación en la que fue nombrado en enero pasado.

Dicho nombramiento produjo un terremoto aquí cuando aparecían las denuncias sobre el casi 40 por ciento de pobreza e indigencia que dejó el gobierno macrista, así como millones de desempleados, instituciones destruidas y un país en deudado con casi 200 mil millones de dólares, sólo en cuatro años.

Macri hará un aislamiento de 15 días en un lujoso hotel de París con su familia y luego viajará a Zurich Suiza. El ex mandatario había solicitado que no se le exigiera entregar su teléfono celular al juzgado de la doctora María Servini de Cubría en una causa iniciada el año pasado, y hace dos días la magistrada rechazó el pedido de Macri.

Asimismo, iba a ser indagado no sólo por la causa del espionaje ilegal contra opositores, jueces, religiosos, y sus propios familiares, entre otros, donde las pruebas son irrebatibles, sino que también está implicado en la estafa multimillonaria del sistema de peajes que resultó un negocio redondo para la familia Macri mientras él estaba en la presidencia. También está la causa del correo, donde debía pagar por la concesión millones dólares al Estado, y para evitarlo desplazó ilegalmente a jueces y fiscales, para detener esta causa. A esto se añaden los nuevos documentos sobre los créditos ilegales a sus amigos, fundiendo prácticamente al banco de la Nación.

En un reciente allanamiento a la casa de su secretario privado, Santiago Nieto, cuyo celular fue incautado por la policía, después de que intentó borrar los mensajes estos fueron peritados por Gendarmería y Policía Federal y se encontraron datos asombrosos de cómo se coordinaban las acciones para habilitar préstamos del Banco Nación por vías ilegales.

Indicando cifras como en el caso de Sergio Nardelli de la empresa Vicentín, que está en la cresta de la ola de la corrupción. En uno de estos mensajes del pasado 22 de noviembre no sólo se ordenaba entregar un dinero a Nardelli, sino esto se cumplió, sin pasar por las oficinas donde esto debía autorizarse.

Lo de la empresa Vicentín se ha transformado en una de las evidencias más importantes de los préstamos otorgados por el Banco de la Nación al que debía millones de pesos sino como ejemplo, cuando ya Macri había perdido las elecciones se le otorgaron préstamos por 61 mil millones de dólares en noviembre de 2019, y otros casi 44 mil millones antes de que comenzara diciembre, cuando el ex presidente debía dejar el gobierno. La cantidad de pruebas que comenzaron a surgir en febrero de 2019 sobre la corrupción, la fuga de dinero, las extorsiones contra empresarios, ex funcionario, jueces y otros, se han convertido en el mayor escándalo desde el fin del mandato de Macri.

 

 

 

 

 

Últimas noticias