Donald Trump sugiere postergar las elecciones presidenciales

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Nueva York. Con una pandemia que no logra controlar y cuyo inepto manejo ha llevado a más de 151 mil muertes, y un desplome económico sin precedente desde la Gran Depresión, Donald Trump sugirió hoy postergar una elección que por ahora está perdiendo.

No sorprendió -muchos habían pronosticado que lo haría- pero a la vez asombró su audacia, de proponer algo sin precedente. En un tuit esta mañana Trump insistió en su afirmación sin sustento de que el uso generalizado de boletas por correo (mecanismo que se usará ampliamente por la pandemia) llevará a la “elección más imprecisa y fraudulenta en la historia. Será una gran vergüenza para USA” y con ello sugirió: “¿demorar la elección hasta que la gente pueda votar de manera apropiada y segura?”.

 

 

 

En su conferencia de prensa supuestamente dedicada al tema del coronavirus, el presidente rehusó retroceder a pesar del hecho de que no tiene la autoridad para cambiar la fecha de una elección y que su sugerencia había sido inmediatamente rechazada por los líderes legislativos de su propio partido.

Una vez más insistió en que el uso del mecanismo del voto a través de boletas enviadas por correo no son sujetas a ningún control y llevarían a un fraude. “No quiero ver una elección chueca”, insistió, agregando que si se usa el voto por correo “esta sería la eleccion más amañada en la historia”.

Poco antes, el líder republicano del Senado Mitch McConnnell como su contraparte en la cámara baja, Kevin McCarthy, habían declarado que nunca antes en la historia del país se ha pospuesto una elección federal, y aseguraron que la elección programada para el 3 de noviembre se llevará a cabo.

Mientras tanto, los demócratas resaltaron que esta propuesta sólo refleja la desesperación de un presidente que está en graves apuros. La presidenta de la cámara baja, la demócrata más poderosa de Washington, Nancy Pelosi, respondió solo enviando por tuit copia de la sección de la Constitución que establece que el Congreso determina las fechas para la elección federal.

 

 

 

Críticos del presidente sospechaban que deseaba desviar la atención pública de noticias que están contribuyendo a hundir sus perspectivas de reelección, señalando que envío el tuit incendiario minutos después de la presentación de datos oficiales registrando el peor declive jamás ocurrido de actividad económica en un trimestre.

De hecho, otros críticos resaltaron que el objetivo real del presidente es continuar su estrategia de sembrar dudas sobre la legitimidad de la elección para después cuestionar los resultados.

Durante las últimas semanas -con las encuestas demostrando un continuo deterioro en su aprobación y un incremento en el margen de ventaja de su contrincante demócrata Joe Biden-, Trump ha repetido que ñas próximas elecciones prometen ser las más fraudulentas, algo que también empleó en la eleccion de 2016.

Legisladores, expertos en ley electoral y periodistas señalaron de inmediato que el presidente no tiene la autoridad para cambiar la fecha de la elección, la cual es establecida por una ley federal que dicta que la elección nacional será realizada el primer martes después del primer lunes en noviembre, algo que ha permanecido así desde 1845. Por lo tanto, sólo el Congreso podría modificar la ley.

Más aún, la Constitución establece que el periodo presidencial del presidente, como el inicio del periodo de un nuevo presidente tiene que ser el 20 de enero después de la elección.

 

 

 

 

 

Últimas noticias