Cuarentena para 180 migrantes rescatados por el 'Ocean Viking'

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

A Bordo Del Ocean Viking., Los 180 migrantes rescatados en el Mediterráneo por el barco Ocean Viking serán trasladados hoy a otro barco donde permanecerán en cuarentena, informaron ayer el gobierno de Italia y la organización que rescató hace varios días a los solicitantes de asilo.

“Son autorizados a ser trasladados a bordo del Moby Zaza”, un barco anclado en Puerto Empedocle (Sicilia), declaró el portavoz del Ministerio del Interior, Dino Martirano, quien precisó que los migrantes serán puestos en cuarentena.

Hemos recibido instrucciones de las autoridades marítimas italianas para desembarcar a los sobrevivientes en Puerto Empedocle, explicó la organización SOS Mediterráneo a un reportero de la Afp a bordo del navío.

“Puedo confirmar que han autorizado el traspaso al Moby Zaza, probablemente mañana (lunes) por la mañana”, agregó Martirano a la Afp.

El barco Moby Zaza fue fletado por el gobierno para que los migrantes pasen allí 14 días de cuarentena. A los migrantes ya se les hicieron pruebas de Covid-19.

Los 180 pasajeros, incluidos paquistaníes, norafricanos, eritreos y nigerianos, fueron rescatados durante cuatro operaciones separadas en el Mediterráneo entre el 25 y 30 de junio. Entre ellos hay 25 menores. Las personas iban a bordo de balsas no aptas para navegar y eran propiedad de traficantes que operan en Libia.

Después de varias solicitudes a las autoridades italianas y maltesas para obtener la atribución de un puerto donde desembarcar, el Ocean Viking hasta ahora solo había recibido respuestas negativas de los dos países.

Las personas rescatadas han permanecido a bordo del navío humanitario durante más de una semana, dando lugar a momentos de mucha tensión, lo que obligó al barco a declarar el estado de emergencia el viernes.

Una pequeña parte de los migrantes amenazó a la tripulación, otros saltaron al agua y algunos intentaron suicidarse.

Un miembro de la tripulación contó a la Afp que nunca había presenciado tal nivel de violencia a bordo de un barco de rescate.

La llegada ayer domingo de un médico italiano prometiéndoles un desembarco inminente permitió calmar la tensión.

Tanto Italia como Malta han insistido en que otros países de la Unión Europea (UE) reciban a migrantes rescatados, que con frecuencia intentan llegar al norte de Europa. Muchos de los migrantes, traficados a través de Libia en balsas frágiles o buques pesqueros desvencijados, huyen de la pobreza, la guerra o la persecución, y finalmente son hallados no elegibles para asilo. Muchos llegan desde África subsahariana.

A pesar de los esfuerzos diplomáticos de las autoridades de la UE en Bruselas para motivar a los países a compartir la carga de atender a algunas de las personas en busca de asilo, sólo unos cuantos países miembro han acordado de forma voluntaria recibir a los migrantes rescatados que desembarcan en Malta o Grecia.

Al iniciar la pandemia, Italia declaró sus puertos no seguros para que buques de rescate atracaran mientras intentaba contener el devastador brote de coronavirus.

 

Últimas noticias