Trump renvía un video racista y luego lo borra

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Washington. El presidente Donald Trump retuiteó ayer un video que muestra a uno de sus partidarios gritando ¡Poder blanco!, lema racista asociado con los grupos supremacistas blancos. Tres horas después borró el tuit y la Casa Blanca indicó que el presidente no había escuchado la única declaración en el video.

El video aparentemente fue grabado en The Villages, comunidad de jubilados de Florida, y mostró manifestaciones entre partidarios y opositores de Trump.

Gracias a la grandiosa gente de The Villages, tuiteó Trump, y añadió: La izquierda radical no hace nada. Los demócratas caerán.

En el video, un hombre que conducía un carrito de golf con carteles y banderas a favor del presidente grita reiteradamente ¡Poder blanco!; un manifestante lo increpa tratándolo de racista.

La grabación también muestra a manifestantes anti-Trump lanzando consignas de nazi y racista al mandatario e insultos a sus partidarios del presidente.

No hay duda de que Trump no debería haber retuiteado el video y debería simplemente quitarlo, dijo el senador Tim Scott al programa State of the Union de la cadena CNN. Scott es el único republicano de raza negra en el Senado. Creo que es indefendible, añadió.

Trump tuiteó el video poco después de las 7:30. A las 11 de la mañana ya no era visible en su cuenta de Twitter.

El portavoz de la Casa Blanca, Judd Deere, dijo en un comunicado que el presidente Trump es un gran admirador de The Villages. Él no escuchó la única declaración hecha en el video. Lo que sí vio fue un tremendo entusiasmo de sus muchos seguidores.

La Casa Blanca no respondió a la pregunta sobre si Trump condenaba el comentario del simpatizante.

Joe Biden, precandidato demócrata a la presidencia, tuiteó: Estamos en una lucha por el alma de la nación y el presidente ha elegido un bando. Pero no se equivoquen: es una batalla que ganaremos.

La decisión de Trump de destacar un video que contiene una frase racista se produjo en medio de una ola de protestas en Estados Unidos y el mundo contra el racismo, tras la muerte de George Floyd y otros afroestadunidenses. Floyd murió cuando un policía de raza blanca de Minneapolis oprimió su cuello con la rodilla durante varios minutos.

Luego de la muerte de Floyd se han efectuado protestas contra la brutalidad policial y la parcialidad en la aplicación de la ley en todo el país. También ha habido un impulso para retirar monumentos confederados y renombrar las bases militares que honran a figuras que pelearon en la guerra de secesión contra la Unión. Trump se ha opuesto a esos intentos.

Sherriyn Ifill, presidenta y directora del Fondo de Defensa Legal y Educación de la Asociación Nacional para el Progreso de la Gente de Color, comentó al programa Face the Nation de la cadena CBS: Esto realmente no se trata del presidente quitando el tuit. Es sobre el juicio del presidente al retuitearlo.

El vicepresidente Mike Pence señaló que no quiere mencionar las palabras black lives matter porque no está de acuerdo con lo que cree es el mensaje político detrás de eso, y dijo a CBS: Lo que veo en los líderes del movimiento Black Lives Matter es una agenda política de izquierda radical.

La policía reportó que una persona resultó muerta y otra herida durante un tiroteo en un mitin del movimiento Black Lives Matter en la ciudad de Louisville, en el estado de Kentucky, la noche del sábado.

En el frente internacional, Trump negó versiones de que se le había informado que una unidad de la inteligencia militar rusa clandestinamente ofreció recompensas a grupos rebeldes de Afganistán para que mataran a soldados estadunidenses, como lo reportó el New York Times.

Rusia rechazó este sábado el reporte periodístico.

La pandemia obligó este año a cancelar la mayoría de las celebraciones presenciales del Día del Orgullo, pero una marcha en Manhattan atrajo el domingo a miles de personas en solidaridad con los manifestamtes que exigen el fin de la injusticia racial y la brutalidad policiaca.

La celebración de las vidas LGBT se ha fusionado con las protestas nacionales iniciadas por la muerte de George Floyd en Minneapolis el mes pasado.

 

Últimas noticias