Lanza Libia operación para retomar control de ciudad Sirte

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Trípoli, Libia. Las fuerzas del Gobierno de Unión Nacional (GNA) libio lanzaron el sábado una operación para retomar el control de la ciudad de Sirte, el mismo día en que el jefe de las tropas rivales, Jalifa Haftar, dijo apoyar un alto el fuego en el país a partir del lunes.

Sirte, una ciudad costera a 450 kilómetros del este de Trípoli, la capital, es un punto estratégico entre el este y el oeste de Libia, un país petrolero sumido en el caos.

El GNA, con sede en Trípoli y reconocido por la ONU, anunció el viernes haber tomado el control del oeste del país tras haber expulsado a los pro-Haftar de Tarhuna, su último feudo en esta región.

"Se dieron órdenes a nuestras fuerzas (...) para avanzar y atacar con fuerza todas las posiciones de los rebeldes en Sirte", dijo Mohamad Gnunu, portavoz de las fuerzas pro-GNA, en alusión a las fuerzas del mariscal Haftar, el hombre fuerte del este.

"La fuerza aérea llevó a cabo cinco ataques en la periferia de Sirte", añadió en un comunicado en Facebook.

Los pro-Haftar tomaron en enero el control de Sirte, la ciudad natal del exdirigente Muamar Gadafi, derrocado y asesinado en una rebelión en 2011.

Más allá de Sirte están los principales puertos petroleros del país, la mayor ventaja estratégica de Haftar.

- Alto el fuego -
Desde El Cairo, Haftar respaldó un alto el fuego en Libia previsto a partir del lunes, anunció el presidente de Egipto tras conversaciones en la capital egipcia.

"Esta iniciativa exige respetar todos los esfuerzos e iniciativas internacionales al declarar un alto el fuego a partir de las 06h00 del lunes 8 de junio de 2020", dijo el presidente Abdel Fatah Al Sisi en una rueda de prensa junto a Haftar.

Sin embargo el portavoz de las fuerzas del GNA se mostró reticente a esta iniciativa. "No empezamos esta guerra, pero somos los que deciden dónde y cuándo se termina", dijo Gnunu.

"Desde hace cuatro meses exhortamos a los decanos y a los notables de Sirte para que entren en razón y ahorren a la ciudad el horror de la guerra (...) Hoy les lanzamos un último llamamiento", añadió.

Las fuerzas de Haftar explicaron que sus reveses recientes eran en realidad una respuesta a la presión internacional para alcanzar un alto el fuego.

"Haciendo caso a los llamamientos de las principales potencias y de Naciones Unidas para un alto el fuego (...) nos retiramos a 60 kilómetros de los límites de Gran Trípoli", dijo el portavoz Ahmad Al Mesmari.

"Hemos pedido a países amigos y a las Naciones Unidas garantías (...) de que la otra parte y los invasores turcos se abstengan de atacarnos", dijo en una rueda de prensa el viernes por la noche.

La misión en Libia de Naciones Unidos anunció a principios de semana que, tras más de tres meses de suspensión, las partes en conflicto acordaron retomar las negociaciones de alto el fuego.

Desde 2011, Libia está sumida en la violencia, tras la caída de Gadafi, y está ahora en manos de gobiernos rivales que luchan por el poder.

Naciones Unidas pidió a las potencias extranjeras que respeten un acuerdo alcanzado en enero en Berlín para poner fin a los injerencias y para mantener el embargo de armas, violado en varias ocasiones.

El GNA tiene el apoyo de Turquía y Catar mientras que Haftar está respaldado por Rusia, Emiratos Árabes Unidos y Egipto.

Últimas noticias