Cuba: peligrosas imputaciones del Comando Sur de EU

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Viernes 22 de mayo de 2020. La Habana. El canciller cubano, Bruno Rodríguez, calificó ayer de mentirosas y amenazadoras a la paz regional las declaraciones del almirante Craig Faller, jefe del Comando Sur de Estados Unidos, quien acusó a Rusia, Cuba, China, Irán y Venezuela de trabajar en contra de la democracia.

Durante su intervención en la quinta Conferencia de Seguridad en el Hemisferio organizada por la Universidad Internacional de Florida, el jefe del Comando Sur denunció a China, Rusia e Irán por tratar por “rescribir el orden mundial a través de narcodictaduras”, en referencia a Cuba y Venezuela.

El almirante Faller culpó a Rusia, China y Cuba de trabajar desde dentro contra la democracia en Venezuela, y aseguró que Estados Unidos dirigirá sus esfuerzos para lograr una transición y sacar del poder al presidente Nicolás Maduro.

El pasado 8 de abril, Cuba rechazó acusaciones de participar en operaciones de narcotráfico, hechas por un funcionario del Pentágono, que ofreció declaraciones en condición de anonimato a la revista Newsweek, denuncia que fue calificada por el gobierno de la isla de calumnia total e infundada con implicaciones peligrosas.

Las declaraciones del almirante Faller están a tono con la decisión adoptada el pasado primero de abril por el presidente Donald Trump, de desplegar buques de guerra, aviones y tropas en una supuesta operación antidrogas en el área del Caribe, frente a las costas de Venezuela.

Esta operación es conocida como Marco de Transición Democrática para Venezuela, que exige la dimisión del presidente Maduro, el establecimiento de un gobierno transitorio y la celebración de elecciones.

También coincide con la hostilidad demostrada hacia Cuba desde que Trump asumió el poder, periodo en que se ha recrudecido el bloqueo económico, comercial y financiero que Washington impone a La Habana desde hace más de seis décadas, lo que resalta, en opinión de expertos, el matiz político de dicha operación.

La Casa Blanca ha insistido en involucrar a Cuba y Venezuela en supuestas operaciones de tráfico de drogas en el Caribe, aunque no se han presentado evidencias que confirmen estos hechos.

El pasado 20 de mayo, el periódico Granma publicó una nota donde se confirma que las tropas guardafronteras de Cuba han impedido en los últimos años el arribo a Estados Unidos de 30 toneladas de drogas, incautadas en aguas del Caribe.

La cancillería de Cuba presentó ante la embajada de Estados Unidos en La Habana una declaración en la que refuta las acusaciones contra la isla, y expone que a Washington le consta la política cubana de tolerancia cero ante el narcotráfico, subraya la nota.

Carlos Fernández de Cossío, director del área de Estados Unidos de la cancillería de Cuba, dijo a la agencia Ap que la elección del congresista Marco Rubio al frente del Comité de Inteligencia del Senado es una mala noticia para la isla y llega en el peor momento de tensiones binacionales.

Desde Moscú, la vocera de la canclillería rusa, María Zajárova, mencionó que la presencia de buques de guerra y aviones estadunidenses en el Caribe podría considerarse un intento de bloqueo naval contra Venezuela, dados los reportes de que Irán envió buques petroleros a ese país sudamericano.

Hace unos días un alto funcionario de la Casa Blanca declaró a Reuters que Estados Unidos estudiaba tomar represalias contra Irán por el envío de combustible a Venezuela.

Las sanciones estadunidenses impiden a cualquier empresa de ese país o que opere en su sistema financiero vender a Venezuela gasolina o los componentes necesarios para su elaboración.

Esta situación provocó una fuerte escasez del combustible en Venezuela, e incluso ambulancias y patrullas policiales deben realizar kilométricas filas hasta de tres y cuatro días para abastecerse.

El gobierno de Venezuela pidió al Congreso estadunidense una investigación seria sobre la responsabilidad de la administración Trump en una frustrada incursión por mar en la república bolivariana el pasado 3 de mayo, por la cual dos ex militares estadunidenses fueron detenidos e imputados por terrorismo, informó el canciller Jorge Arreaza.

Últimas noticias