Italia y GB: no queda más que adaptarse a vivir con el virus

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Soave, Italia. Al superar los 314 mil el número de muertos y más de 4 millones 708 mil el de contagios en el mundo por la pandemia del Covid-19, el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, y su homólogo británico, Boris Johnson, dijeron a sus ciudadanos que el mundo necesita adaptarse para vivir con el coronavirus y no pueden esperar para ser salvados por una vacuna.

Italia permitirá que los restaurantes, bares, playas, tiendas y servicios religiosos reanuden actividades este lunes. Estamos enfrentando un riesgo calculado conscientes de que la curva epidemiológica podría volver a subir. Tenemos que aceptarlo, de lo contrario nunca podríamos reactivarnos, declaró Conte. Se pronostica que la economía italiana se contraerá 9 por ciento este año a consecuencia del coronavirus.

Por su parte, Johnson, quien estuvo hospitalizado el mes pasado por Covid-19, especuló que podría no lograrse una vacuna a pesar del enorme esfuerzo global para producirla. El premier conservador dijo que el país estaba dando pequeños pasos hacia la reapertura, tratando de hacer algo que nunca se había tenido que hacer antes: sacar al país de un confinamiento total.

Pese a las declaraciones del mandatario, el gobierno invirtió 84 millones de libras adicionales para acelerar la investigación de la vacuna contra el coronavirus en la Universidad de Oxford y el Imperial College de Londres y potencialmente poner a disposición 30 millones de dosis en Reino Unido a principios de septiembre, anunció el secretario comercial, Alok Sharma.

18 de mayo de 2020. Al superar los 315 mil 270 muertos y más de cuatro millones 727 mil 220 contagios en el mundo por la pandemia del Covid-19, los líderes de distintas naciones europeas llaman a sus ciudadanos a adaptarse y convivir con el coronavirus, ya que la llegada de alguna vacuna podría tardar. La reapertura, de manera gradual, de restaurantes, iglesias, escuelas, sitios turísticos, museos, entre otros, supone un regreso a la vida económica y social que se vio interrumpida por más de dos meses, debido a las medidas de mitigación de propagación del coronavirus.

 

 La primera ministra de Bélgica, Sophie Wilmes, fue recibida el sábado con una protesta silenciosa por parte del personal médico del hospital de Saint Pierre, quienes voltearon su espalda a Wilmes cuando llegaba en auto, informó el periódico inglés The Guardian, que publicó el video, y que circula ampliamente en redes sociales.

Los médicos, enfermeras y trabajadores organizaron la manifestación para pedir un mayor reconocimiento de sus esfuerzos y en contra de un decreto para reclutar personal no calificado para llevar a cabo actividades de enfermería.

La premier llamó ayer a un diálogo para solucionar los problemas sanitarios del país, mientras aseguró que se reunió con representantes del personal médico en el interior del hospital. Hay que escuchar cuando algo no va bien, y dar explicaciones, dijo a la cadena RTL al comentar el frío recibimiento.

El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas, António Guterres, advirtió de la creciente vulnerabilidad de personas lesbianas, gays, bisexuales y trans durante la pandemia, en el Día Internacional contra la Homofobia, la Bifobia y la Transfobia.

España registró 87 muertos por coronavirus, cayendo por debajo de la barrera de 100 muertos por primera vez en dos meses, en medio de la flexibilización del confinamiento de la que Madrid y Barcelona están excluidas.

Rusia anunció que el ritmo de crecimiento diario de los casos de contagio del coronavirus en el país se ha detenido, con lo que se puede dar por aplanada la curva. Las autoridades informaron de 9 mil 200 nuevos contagios, una cifra inferior a los datos registrados desde el primero de mayo, con lo que espera que a partir de ahora este indicador continúe cayendo.

En India, el gobierno extendió por 14 días el confinamiento de casi dos meses tras reportar ayer cerca de 5 mil nuevos casos de coronavirus, pero señalaron que las restricciones podrían ser relajadas en zonas de bajo riesgo a fin de impulsar la actividad económica. Después de rebasar a China el sábado, India ahora registra la mayor cantidad de contagios en Asia, con cerca de 91 mil.

Kuwait y Qatar advirtieron que comenzarán a encarcelar a personas o multarlas con miles de dólares por no usar mascarillas.

Sudáfrica y Egipto registraron un máximo de casos en las últimas 24 horas, con mil 160 y 510 casos respectivamente. El gobierno egipcio anunció que extenderá el toque de queda, prohibirá viajes y suspenderá totalmente el transporte en el país durante el Eid al Fitr, la festividad que marca el fin del mes de Ramadán.

Hasta este domingo, la pandemia ha dejado 315 mil 185 muertos, 4 millones 713 mil 620 contagiados y un millón 733 mil 963 pacientes recuperados en el mundo, de acuerdo con la Universidad Johns Hopkins.

 

Últimas noticias