Foro Social Mundial México 21: se renueva o se acaba

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

                              “Resistir ante cualquier reacción conservadora” AMLO

En un reciente artículo publicado en La Jornada (16/02/20) “¿Por qué Davos ha sobrevivido a Porto Alegre?” Emir Sader afirma que “el FSM ha prácticamente desaparecido, por las posiciones políticas equivocadas que han predominado”, y nos recuerda que “las fuerzas que representan el proyecto original de Porto Alegre son partidos políticos, gobiernos y Estados democráticos y populares”. ¿O se creó sólo por la candorosa iniciativa de algunos activistas e intelectuales de una abstracta sociedad civil?

De entrada podemos preguntarnos: ¿En qué ha contribuido el FSM a lo largo de 20 años para disminuir los males del neoliberalismo y el capitalismo salvaje, contra el que supuestamente tendría que luchar? Ante las evidentes realidades locales, nacionales y mundiales, de creciente polarización social, como lo muestran sobradamente cifras y datos económicos y políticos (presentados incluso en Davos 21), más allá de actitudes fincadas en dogmas de fe, de simulaciones ideológicas y de alineamientos con intereses que se sobreponen a un mínimo bienestar de las clases populares en todo el mundo, se hace necesario e incluso ineludible adoptar definiciones claras, unívocas, sin ambigüedades ni contradicciones.

Por ello en México, donde se ha decidido renovar y relanzar un vigoroso FSM21 en enero del próximo año, hemos realizado y estamos promoviendo conferencias, mesas redondas, seminarios y asambleas de sindicatos, organizaciones campesinas y urbanas, para ventilar nuestras diferencias. Se trata de revisar los principios y los objetivos con los que nació el FSM y el proceso mismo que, después de veinte años de regresivos y oprobiosos cambios económicos y sociales, se hacen indispensables. Frente a ello hay básicamente dos posturas: la que quisiera mantener la Carta de Principios como está sin pasar a la acción a nombre del Foro, y la que considera necesario revisar y actualizar ese documento justamente a la luz de las transformaciones mundiales, replanteando la integración y funciones del Consejo Internacional, que nunca se han definido con claridad, en una nueva Declaración de Principios, Objetivos y Acciones del FSM.

Ahora se hace evidente la necesidad de revisar y rehacer el FSM sin ambigüedades. ¿Cuáles son, entre otros, los principales artículos de la Carta, en los que podemos ver y exponer las inconsistencias y contradicciones?

Artículo 1. “El Foro Social Mundial es un espacio abierto de encuentro para: intensificar la reflexión, realizar un debate democrático de ideas, elaborar propuestas, establecer un libre intercambio de experiencias y articular acciones eficaces por parte de las entidades y los movimientos de la sociedad civil que se opongan al neoliberalismo y al dominio del mundo por el capital o por cualquier forma de imperialismo”. ¿Cómo reflexionar, debatir, proponer y articular acciones, sin señalar y definir desde y con el respaldo del FSM formas específicas para hacerlo? Como bien ha dicho Arundati Roy: “La unica forma de luchar es mediante batallas específicas con formas específicas”.

Artículo 2. “El Foro se convierte en un proceso permanente de búsqueda y construcción de alternativas. Construir es actuar, crear alternativas ¿Cómo, dónde, cuándo, con quién? ¿Cabrían en ese esfuerzo las derechas del mundo, cuando es contra ellas que hay que luchar?

Artículo 6. “Nadie estará autorizado a manifestar, en nombre del Foro y en cualquiera de sus encuentros, posiciones que fueran atribuidas a todos sus participantes. Los participantes no deben ser llamados a tomar decisiones, por voto o aclamación – como conjunto de participantes del Foro-- sobre declaraciones o propuestas de acción que incluyan a todos o a su mayoría y que se propongan a ser decisiones del Foro como tal”. He aquí uno de los más autoritarios y regresivos enunciados. ¿Por qué si el consenso o la mayoría lo decide no se podrán hacer declaraciones o tomar acciones a nombre del Foro como tal? Eso va contra las más elementales reglas de una democracia.

Artículo 7. “Debe asegurarse que las entidades participantes de los encuentros del Foro tengan la libertad de deliberar -durante la realización de las reuniones- Pero esas declaraciones y acciones que decidan desarrollar, deberán hacerse aisladamente o de forma articulada con otros participantes”. ¿Cómo, para qué servirían tentativas aisladas, sin el respaldo del Foro? No actuar, pareciera ser la consigna de una Carta tibia, ambigua y contradictoria.

Artículo 11. “El Foro, como espacio de debates, es un movimiento de ideas que estimula la reflexión y la divulgación transparente de los resultados de esa reflexión sobre los mecanismos e instrumentos de dominio del capital, sobre los medios y las acciones de resistencia y de superación de ese dominio”. ¿Un movimiento sólo de ideas y reflexiones sobre medios de dominación del capital? ¿Por qué, para qué, si no se traduce en actos de resistencia y de contrapoder?

Al analizar un documento redactado hace 20 años, la ausencia en él de regulaciones operativas sobre la conducción y el autogobierno de este proceso, muestra la ineludible necesidad de replantear la organización y el funcionamiento del Foro, así como de su Consejo Internacional, tanto en lo sustantivo como en lo metodológico o procedimental. Se pretende que las decisiones sean por consenso para mantener la unidad. ¿Consenso y unidad para qué? ¿Para no hacer nada, para no actuar en nombre del Foro y de su potencial fuerza política global?

Hasta ahora la consigna real pareciera ser: Que cada quien haga lo suyo, cada eje, cada tema, cada problemática debe ser afrontada por sus pares, movimientos, luchas, liderazgos, en sus Foros temáticos o regionales desligados y aislados del poder aglutinador y unitario que bien podría y debería ser el FSM.

Esperamos que sea en la próxima reunión general del Foro donde, a partir de insumos y agendas apropiados, se haga la revisión, el debate y la eventual renovación del proceso, lo cual podría realizarse en el FSM21 en México. Aún es tiempo. Recuperamos un movimiento de movimientos sociales de todas las izquierdas del mundo o esto se acaba.

 

 

Últimas noticias