Internan al premier de GB al persistir cuadro viral

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Londres. El primer ministro británico, Boris Johnson, fue internado ayer en un hospital tras sufrir durante 10 días síntomas persistentes del Covid-19.

Siguiendo las indicaciones del médico, el primer ministro fue admitido en un hospital para unos exámenes, anunció Downing Street en un comunicado, al indicar que se trató de una medida preventiva.

Johnson, de 55 años, anunció que tenía síntomas leves de la enfermedad el pasado 27 de marzo y que decidió confinarse en su residencia, Downing Street. Tras más de una semana de aislamiento, en la que continuó dirigiendo el país desde su vivienda, fue hospitalizado en Londres debido a que aún presentaba fiebre.

El premier permanece al frente del gobierno, aunque en caso de empeorar el ministro de Exteriores, Dominc Raab, lo remplazará, se informó.

Una fuente cercana a las autoridades del sistema de Sanidad de Reino Unido comunicó a Sputnik que Johnson se someterá a ventilación pulmonar artificial. Johnson fue hospitalizado con urgencia, le someterán a ventilación artificial de los pulmones, aseguró la fuente.

El diario inglés The Guardian dijo la semana pasada que el premier estaba más enfermo de lo que él o sus funcionarios estaban dispuestos a admitir, y que los médicos que lo trataron estaban preocupados por su respiración.

En un mensaje histórico, la reina Isabel II pidió a los británicos ser disciplinados en un momento cada vez más desafiante, mientras las muertes rozan las 5 mil.

Encontremos consuelo en el hecho de que vendrán días mejores: nos rencontraremos con nuestros amigos, con nuestras familias. Nos rencontraremos de nuevo, aseguró la reina, de 93 años, al garantizar que el país vencerá al coronavirus.

A escala global hay un millón 270 mil 69 contagios, 69 mil 309 muertos y 259 mil 810 recuperados en 183 naciones o territorios, de acuerdo con el conteo de la Universidad Johns Hopkins.

Italia comenzó los preparativos de un plan de cinco puntos para reabrir el país, de manera gradual y controlada al percibir el ansiado descenso de la curva, explicó el ministro de Sanidad, Roberto Speranza.

Las autoridades italianas llevan días constatando cierta estabilización en las cifras de afectados en todo el país –casi 129 mil contagios y 15 mil fallecidos– y pretende reimpulsar lo antes posible la economía nacional.

En España, y por tercer día consecutivo, se registró una reducción del número de fallecidos por coronavirus. En las pasadas 24 horas fallecieron 674 personas, lo cual sitúa el balance total de víctimas por coronavirus en el país en 12 mil 418.

El buen tiempo que hizo este fin de semana en Francia y los 20 días de confinamiento aumentaron peligrosamente la tentación de salir a dar un paseo, por lo que las autoridades y el personal médico tuvieron que recordar la máxima: quédate en casa.

Francia registró 357 muertes por Covid-19 en hospitales en las últimas 24 horas, la cifra más baja en una semana, que aumentó el total a 8 mil 78 los decesos.

El papa Francisco celebró un surrealista Domingo de Ramos en una vacía Plaza de San Pedro, desde donde instó a la gente que está viviendo la pandemia a no estar tan preocupada por lo que le falta, sino en cómo puede aliviar el sufrimiento de otros.

El rey Carlos XVI Gustavo de Suecia llamó a sus súbditos a no celebrar reuniones familiares en Semana Santa, porque no será posible en plena pandemia. El país escandinavo no ha confinado a su población, tampoco cerró restaurantes ni escuelas, a diferencia del resto de Europa, lo que ha generado controversia.

La propagación del Covid-19 en Irán se desaceleró por quinto día consecutivo, mientras las autoridades anunciaron la reanudación progresiva de algunas actividades económicas a partir del 11 de abril.

África, con más de 7 mil casos, se enfrenta al colapso completo de las economías y los medios de vida a menos que se pueda contener la propagación del coronavirus, advirtió la funcionaria de la Organización de Naciones Unidas, Ahunna Eziakonwa.

El coronavirus dejó sin ingresos a decenas de miles de trabajadoras sexuales en Tailandia. Pero, sin ningún tipo de ayuda del gobierno, algunas de ellas siguen laborando a pesar del riesgo de contagio.

Últimas noticias