Ejército ratifica lealtad a Maduro tras acusación de EU por narco

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Caracas. Las fuerzas armadas de Venezuela reiteraron ayer su respaldo al presidente Nicolás Maduro luego de que Estados Unidos lo acusara de delitos de narcotráfico y ofreció 15 millones de dólares por su captura y la de 12 de sus colaboradores. En tanto, agentes de la Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos (DEA) viajaron a Colombia, donde detuvieron al general venezolano en retiro, Cliver Alcalá, quien es uno de los acusados de Washington, junto con Maduro de ejercer el narcoterrorismo. El militar en retiro se entregó a los agentes, quienes procedieron a trasladarlo a Nueva York según cuatro personas citadas por Ap que requirieron el anonimato.

La Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) rechaza categóricamente las extravagantes y extremistas acusaciones contra Maduro, sostuvo un comunicado leído por el almirante Remigio Ceballos, jefe del comando estratégico operacional militar.

La nota vincula el proceso abierto por la justicia estadunidense a un supuesto plan para asesinar a Maduro y a varias figuras del poder en Venezuela y que, según Caracas, se orquestó desde Colombia con respaldo de la Casa Blanca.

Esta arremetida surge justo después de haberse develado un plan de acciones violentas para ser ejecutadas desde territorio colombiano, cuyos objetivos serían, reconocidas autoridades de nuestro país, dice el comunicado.

El presidente y varias figuras del poder, como el ministro de Defensa, el general Vladimir Padrino, son acusados por Washington de haber inundado a Estados Unidos con cocaína colombiana.

El documento de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana agregó: Este ataque rastrero del imperio gringo ocurre precisamente en un momento crítico que vive la humanidad, cuando se lucha por la vida, intentando contener el Covid-19, ante el cual el Gobierno bolivariano, mediante la unión cívico militar y policial, está logrando resultados efectivos y atendiendo adecuadamente las necesidades básicas de la población, señaló.

Ceballos agregó que la acusación de Washington busca desviar la atención por sus deficiencias en el sistema de salud.

Intentan desviar la atención ante las deficiencias que presenta su capitalista sistema de salud para atender a la pandemia que nos azota. Pretenden mancillar la moral de un puñado de patriotas que combaten el narcotráfico generado en Colombia, sostuvo.

La FANB ratifica su lealtad absoluta para librar las batallas permanentes y garantizar la salud, seguridad y buen vivir del pueblo venezolano, detalló el texto.

Washington indicó que Maduro podría afrontar un mínimo de 50 años de prisión, al tiempo que ofreció 15 millones de dólares de recompensa por información relacionada con él.

En la lista también fueron incluidos el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello; el presidente del Tribunal Supremo de Justicia, Maikel Moreno, por presunto lavado de dinero; el ex director de la inteligencia militar, Hugo Carvajal Barrios; el vicepresidente del área económica, Tareck El Aissami, y el general retirado Cliver Alcalá Cordones, acusado por el gobierno venezolano de impulsar actos de desestabilización desde Colombia.

Alcalá fue crítico de Maduro durante años, a pesar de lo cual Washington lo acusó de presuntamente ser parte de la confabulación narcoterrorista que según fiscales estadunidenses convirtió al Estado venezolano en una plataforma para cárteles violentos y grupos rebeldes colombianos.

En 2008, Alcalá era un cercano colaborador del fallecido presidente venezolano Hugo Chávez, al que Maduro sucedió en el cargo.

Las cuatro personas que informaron del arresto solicitaron el anonimato para hacer declaraciones sobre hechos que no se han difundido de manera oficial.

La DEA no confirmó la información.

Después de que lo acusaran el jueves, Alcalá causó estupor cuando hizo alarde de haber acumulado en fecha reciente armas en Colombia para lanzar una incursión contra la vecina Venezuela.

Sin que presentara pruebas, Maduro dijo que la DEA estaba detrás de un plan de Alcalá para asesinarlo y a otros dirigentes políticos.

 

 

Últimas noticias