Turquía: ingresaron ya 136 mil migrantes a Grecia

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Ankara. Unas 136 mil personas han cruzado la frontera de Turquía a Grecia desde el viernes pasado, aseguró ayer el gobierno de Recep Tayyip Erdogan, mientras fuerzas de seguridad griegas dispersaron nuevamente con gas lacrimógeno a migrantes.

Para las nueve de la mañana (del miércoles, hora local) el número de migrantes que han abandonado nuestro país a través de Edirne, provincia turca limítrofe con Grecia y Bulgaria, es de 135 mil 844, tuiteó el ministro del Interior, Suleyman Soylu.

Al agravarse la situación en la provincia siria de Idlib, Turquía declaró que ya no puede contener los flujos de migrantes y refugiados y abrió sus fronteras con la Unión Europea (UE).

En los primeros tres días de marzo Atenas contuvo unos 20 mil intentos de cruce y desplegó a centenares de policías y varias unidades militares.

En marzo de 2016, los jefes de Estado y de gobierno del bloque europeo acordaron con Turquía un plan conjunto de lucha contra la crisis migratoria. El plan preveía la concesión de ayuda financiera a Ankara para la acogida de refugiados, el retorno de todos los migrantes que habían ingresado sin documentos a Grecia desde territorio turco y el recibimiento en la UE de migrantes sirios con documentos procedentes de Turquía.

El gobierno turco acusó a los europeos de no cumplir con lo pactado, pero muchos en el bloque creen que Turquía chantajea a la UE para obtener un mayor apoyo para sus operaciones actuales en Siria.

El viernes se celebrará en Zagreb una reunión extraordinaria del Consejo de la UE a nivel de cancilleres para discutir la situación en Siria y en las fronteras comunitarias.

Las autoridades griegas usaron gas lacrimógeno y granadas aturdidoras ayer para rechazar un nuevo intento de unos 12 mil 500 migrantes de cruzar en la región de Evros.

La Marina griega desplegó un buque en Lesbos para llevarse a los migrantes que acaban de llegar y mantenerlos a bordo hasta poder ser trasladados a un campamento en Grecia continental, desde donde serán deportados a sus países de origen, informó la guardia costera.

Más de 900 personas han cruzado hasta a las islas griegas desde el 29 de febrero, cuando Turquía permitió la salida de migrantes.

Ankara acoge a cerca de 4 millones de refugiados, en su mayoría sirios, y quiere evitar otro flujo migratorio desde Idlib, el último feudo rebelde objeto de una gran ofensiva del ejército sirio desde diciembre pasado.

Cerca de un millón de sirios han sido desplazados a la frontera con Turquía debido a este ataque, apoyado por la aviación rusa.

El presidente Erdogan declaró que espera obtener un alto el fuego en Idlib en una reunión prevista para este jueves en Moscú con su homólogo ruso, Vladimir Putin.

La UE expresó su solidaridad con Atenas y prometió 700 millones de euros para hacer frente a la crisis migratoria. También concedió una ayuda humanitaria de emergencia de 170 millones de euros para enfrentar la situación en Siria.

En tanto, Ankara afirmó que un migrante murió por disparos de las fuerzas griegas cuando intentaba cruzar la frontera, acusación desmentida de inmediato por Atenas. 

Últimas noticias