Arrestan en EU a ex mando policiaco vinculado a El Chapo y García Luna

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Nueva York. El ex comandante de la Policía Federal de Mexico, Ivan Reyes Arzate fue arrestado - de nuevo - por las autoridades estadunidenses esta mañana acusado por conspiración de narcotrafico, en un caso vinculado con los casos de Joaquín “El Chapo” Guzman y el ex secretario de Seguridad Publica, Genaro García Luna.

Reyes Arzate fue acusado formalmente ayer por la fiscalía federal de Nueva York con tres cargos relacionados a la conspiración internacional de distribución de cocaína y esta mañana fue presentado ante la juez magistrada Cheryl Pollak donde se declaró no culpable. La juez ordenó que permaneciera encarcelado.

La Oficina del Fiscal de Estados Unidos para el Distrito Este de Nueva York Richard Donoghue hoy presento una carta ante la juez solicitando la detención permanente de Reyes Arzate, a quien identificó como el ex comandante de la Unidad de Investigación Sensible de la Policía Federal de Mexico “quien abuso su puesto al ofrecer asistencia a cárteles de droga mexicanos a cambio de por lo menos cientos de miles de dólares en sobornos”. Divulgó que un gran jurado emitió los cargos el 23 de enero.

La unidad mexicana esta compuesta de personal de la policía federal capacitados y aprobados por, y trabajando en conjunto con, el gobierno de Estados Unidos en esfuerzos antinarcóticos, informa la carta. Informa que el acusado fue un policía federal asignado a esta unidad especializada entre el 2003 y el 2016, entre el 2008 y el 2016 fue el comandante. “En ese papel, el acusado fue el principal punto de contacto para el intercambio de información entre Estados Unidos y el personal de seguridad publica asignada a la unidad”, y por lo tanto tenía contacto extenso y continuo con agente de la DEA en la Ciudad de Mexico.

Evidencia en manos de las autoridades estadunidenses, reporta el fiscal, revela que mientras era comandante de esta unidad, recibió por lo menos cientos de miles de dólares en sobornos de los carteles mexicanos - incluyendo la Organización Beltrán Leyva y El Seguimiento 39 - a cambio de protección de sus actividades.

El fiscal también reveló que varios “testigos cooperantes” como comunicaciones intervenidas corroboran sus relación corrupta con los carteles, y con otros oficiales del gobierno.

Reyes Arzate esta actualmente cumpliendo una sentencia de 40 meses de carcel por sus actividades corruptas como resultado de otra acusación en Illinois, despues de declarar que no se defendería contra acusaciones de obstrucción de justicia. Esa condena estaba por ser cumplida el 27 de enero (o sea, en tres días) despues de lo cual se esperaba su deportación a Mexico.

El fiscal argumenta que debería permanecer detenido al proceder este nuevo caso, ya que hay riesgo de que huya antes de su juicio, Mas aun, a pesar de la existencia de un tratado de extradición con Mexico, Donoghue escribe que será un proceso extendido, y podría ser difícil de detener “dados sus vínculos con altos miembro de cartel y poderosos ex funcionarios quienes podrían escudarlo”.

En otra parte entregada a mis tribunales por el fiscal Donoghue, se solicita que este caso sea trasladado a las manos del Juez Brian Cogan, quien fue el encargado del juicio del Chapo y que ahora esta a cargo del proceso contra García Luna, argumentando que es de suponerse que los hechos en el caso de Reyes Arzate surgen de las mimas actividades, transacciones y eventos criminales en esos otros casos. Señala que los Beltran Leyva fueron una facción del cartel de Sinaloa antes de su escisión, y durante el tiempo que el acusado era policial federal. Mas aun, señala que Reyes Arzate fue comandante de la unidad especializada de la política federal mientras García Luna era secretario de Seguridad Publica.

 

 

Últimas noticias