El ayatola Alí Jamenei llama a alianza contra EU

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Teherán. El líder supremo iraní, el ayatola Alí Jamenei, llamó ayer a reforzar las relaciones entre los países de la zona como solución a la presencia corrupta de Estados Unidos y sus secuaces, después de 10 días de alta crispación entre ambas naciones y mientras continuaron las protestas en esta capital.

Horas después a este anuncio ocho cohetes impactaron una base aérea iraquí que alberga a soldados estadunidenses en el norte de Bagdad, lo que dejó cuatro militares iraquíes heridos, reportaron fuentes castrenses locales. Estados Unidos condenó este nuevo ataque.

Durante un acto en esta capital con el emir de Qatar, jeque Tamim bin Hamad Zani, Jamenei afirmó: la actual situación en la zona requiere de un mayor refuerzo de las relaciones entre los países de la región y que no haya influencia extranjera.

Para el ayatola, evidentemente hay algunos países que no apoyan la ampliación de la cooperación, en especial los que han venido a nuestra región desde el otro lado del planeta.

Estas declaraciones se dan después de que la república islámica reconoció antier que un misil tierra-aire derribó por error humano el Boeing 737 de Ukraine Airlines, tragedia en la que murieron 176 personas, la mayoría iraníes y canadienses. En un primer momento las autoridades iraníes negaron esa tesis, teoría que desde el principio mantuvo el gobierno canadiense.

El jeque Zani aseguró, tras reunirse con el presidente iraní, Hassan Rouhani: estamos convencidos de que la única solución a la crisis pasa por la distensión y el diálogo. Destacó que coincide en la necesidad de incrementar la cooperación dentro de la región, propuesta por Jamenei.

En el Parlamento, Hosein Salami, jefe de los Guardianes de la Revolución Islámica, explicó que el objetivo de los ataques del miércoles pasado contra objetivos estadunidenses en Irak –momento en el cual se derribó el Boeing 737– no era matar soldados enemigos.

Queríamos demostrar que podemos atacar cualquier lugar escogido por nosotros, explicó Salami sobre los misiles disparados en represalia por el asesinato del general Qasem Soleimani fuera del aeropuerto internacional de Bagdad el pasado día 3, por orden de Estados Unidos.

Sobre la tragedia aérea, expresó: puede que hayamos cometido un error que ha costado la vida a gran número de compatriotas, pero no lo hemos hecho intencionadamente, pedimos perdón.

Por la noche, un oficial y tres soldados iraquíes resultaron heridos por el impacto de un misil tipo Katiusha sobre la base aérea de Balad, al norte de Bagdad, una de las instalaciones con presencia de militares estadunidenses.

El secretario de Estado estadundense, Mike Pompeo, tuiteó: estas continuas violaciones de la soberanía de Irak por grupos no leales al gobierno iraquí deben terminar. Es la cuarta agresión con misiles contra bases en Irak que albergan a soldados estadunidense durante este nueva etapa de tensiones.

Mientras, unas 200 personas protestaron afuera de la embajada de Reino Unido en Teherán y quemaron una bandera británica, un día después de que Rob Macaire, embajador de esa legación, fue brevemente detenido mientras acudía a una manifestación por las víctimas del avión ucranio.

Macaire aclaró que participó en un acto presentado como una vigilia en memoria de las víctimas de la tragedia del avión, que posteriormente se transformó en una manifestación.

El diplomático consideró normal acudir a presentar sus condolencias por los tres británicos que fallecieron en la tragedia aérea y firmó que se marchó del lugar cinco minutos después de que llegó, cuando algunas personas comenzaron a corear consignas contra las autoridades iraníes.

El canciller británico, Dominic Raab, informó antier que Macaire fue detenido brevemente sin fundamentos ni explicaciones. Según el diario Daily Mail, fue arrestado por haber envalentonado a los manifestantes.

En otras partes de Teherán, como la plaza de Azadi o estaciones del Metro, miles de manifestantes gritaron por segundo día consecutivo consignas contra el gobierno por el derribo del avión. En otras ciudades de Irán también hubo movilizaciones para exigir la renuncia de las autoridades, informó la cadena británica BBC.

En tanto, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, prometió ayer que se hará justicia, ante familiares de los 57 connacionales que murieron en el avión derribado.

 

Últimas noticias