Acepta Irán que su ejército tiró avión con 176 viajeros "por accidente"

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Sábado 11 de enero de 2020. Teherán. Irán reconoció este sábado que su ejército disparó accidentalmente contra el avión ucranio que se estrelló el pasado miércoles cerca de Teherán, matando a sus 176 ocupantes. En un comunicado, después de días de investigación, el gobierno iraní admitió haber derribado a la aeronave por un error humano.

El Boeing 737, operado por Ukraine Airlines International, se desplomó a las afueras del aeropuerto de Teherán, después de que Irán lanzó un ataque con misiles a instalaciones iraquíes que albergaban a tropas estadunidenses de las cuales nadie salió herido, según Washington, si bien fuentes iraníes hablaron de 80 muertos.

El ataque fue en represalia por el asesinato, el viernes pasado, del general iraní Qasem Soleimani, quien fue atacado por un dron por órdenes del presidente estadunidense Donald Trump, con el argumento de que el líder militar planeaba asesinar a muchos estadunidenses.

Irán negó hasta ayer haber sido la causa de la caída del avión, y aunque en un principio rechazó las acusaciones de Estados Unidos, Gran Bretaña y Canadá en ese sentido, y rehusó dar información sobre el siniestro, el viernes Teherán anunció que ya cooperaba tanto con Ucrania como con la compañía Boeing, fabricante de la nave, y recibió ayer a investigadores extranjeros.

Los muertos en la tragedia eran en su mayoría iraníes canadienses, pero también británicos, suecos y ucranios. El vuelo PS752 de la compañía Ukraine Airlines International despegó de Teherán rumbo a Kiev y se estrelló dos minutos más tarde.

Se anunció que el resultado de la investigación sería divulgado hoy sábado tras una reunión de la comisión investigadora en presencia de las partes (iraníes) y extranjeras, señaló la agencia de prensa Fars.

Estados Unidos, Canadá, Reino Unido y Holanda aseguraron tener información que confirmaba que el avión fue derribado por un misil iraní, probablemente por error, y se publicaron varios videos en las redes sociales que apuntan hacia esta tesis.

Un video de unos 20 segundos –que no fue autenticado formalmente por Afp y que publicaron varios medios como The New York Times– muestra imágenes de un objeto luminoso que sube rápidamente hacia el cielo y choca con lo que parece ser un avión.

Hemos visto algunos videos. Confirmamos que el avión estuvo en llamas durante unos 60 o 70 segundos aunque, dijo Abedzadeh, asegurar que fue alcanzado por algo no es correcto desde el punto de vista científico.

Un consejero del presidente iraní, Hesamodin Ashena, había pedido a los medios que trabajan en lengua farsi en el extranjero que no participaran en la guerra sicológica contra Irán en este caso.

Abedzadeh aseguró que la información en las cajas negras es absolutamente crucial, cualquier declaración antes de que se extraigan los datos no es una opinión de experto, subrayó.

Unos 50 especialistas ucranios llegaron el jueves a Teherán para participar en la investigación y el análisis de las cajas negras del aparato. Nuestro equipo tiene ahora acceso a las cajas negras, informó ayer el ministro de Relaciones Exteriores ucranio, Vadym Prystaiko.

Responsables de Estados Unidos entregaron al presidente ucranio, Volodimir Zelenski, informaciones importantes sobre la catástrofe, que van a ser tratadas por nuestros expertos, tuiteó Prystaiko.

La Comisión Europea había pedido una investigación creíble e independiente del siniestro. Todavía no hay pruebas concluyentes de lo que causó el incidente, aseguró el vocero europeo Stefan de Keersmaecker.

El secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, Jens Stoltenberg, respaldó ayer la tesis del misil. No tenemos razones para no creer los informes que hemos visto de diferentes capitales aliadas, aseguró.

Un equipo canadiense de 10 personas viajó a Irán para ocuparse de cuestiones relacionadas con las víctimas. La oficina canadiense de seguridad en los transportes aceptó una invitación de la autoridad de la aviación civil iraní para participar en la investigación.

El canciller canadiense, François-Philippe Champagne , informó que algunos restos del avión fueron traslados a un hangar para reconstruir el accidente.

Sólo algunos países, entre ellos Estados Unidos, Alemania y Francia, tienen la capacidad de analizar las cajas negras.

Irán invitó a Boeing, la empresa constructora del avión, a participar en la investigación. La agencia estadunidense de la seguridad de los trasportes anunció que su país también participaría.

Según el informe preliminar de la Aviación Civil iraní, testigos vieron fuego en el avión. La institución dio a entender que entre los testigos hay unos que estaban en tierra y otros en un avión por encima del Boeing.

Shahedshair, Irán. 8 de enero de 2020. Un avión ucraniano con 176 personas a bordo se estrelló poco después de despegar del principal Aeropuerto de Teherán sin dejar sobrevivientes. El incidente provocó un incendio en campos a las afueras de la capital iraní, que quedaron sembrados de escombros. El siniestro del vuelo operado por Ukraine International Airlines se produjo horas después de que Irán lanzó un ataque con misiles balísticos contra bases iraquíes que alojan a soldados estadunidenses. Funcionarios iraníes dijeron que sospechaban que el Boeing 737-800 cayó por un problema mecánico. A bordo de la aeronave viajaban 167 pasajeros y nueve tripulantes de diferentes países. Entre las víctimas había 82 iraníes, 63 canadienses y 11 ucranianos -dos pasajeros y los nueve trabajadores-, explicó el ministro de Exteriores de Ucrania, Vadim Prystaiko. También fallecieron 10 ciudadanos suecos, cuatro afganos, tres alemanes y otros tres británicos. La aerolínea declaró que todos los pasajeros iban a la ciudad de Kiev, para dirigirse luego a otros destinos. (AP)

 

Últimas noticias