Investigadoras presas en Irán harán huelga de hambre

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Teherán. Dos mujeres académicas recluidas en la prisión de Evin harán una huelga de hambre esta navidad, como un llamado a la solidaridad internacional con todos los investigadores injustamente encarcelados en Irán por cargos inventados.

La académica australiana Kylie Moore-Gilbert y la investigadora francesa de origen iraní Fariba Adelkhah enviaron una carta abierta al Centro para los Derechos Humanos en Irán (IDHC por sus siglas en inglés), a través de una fuente con contactos dentro de la prisión.

Aisladas en la Sala 2-A de Evin, controlada por el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica (CGRI) y donde el contacto está severamente restringido, las académicas también piden ser trasladadas a la sala regular de mujeres, según la fuente que solicitó el anonimato por razones de seguridad.

Al igual que al menos otros 11 extranjeros, entre ellos seis investigadores ambientales, actualmente en prisión en Irán, las mujeres han negado las acusaciones de espionaje emitidas en su contra en una sesión secreta de la Corte Revolucionaria de Irán, cuyas sentencias son a menudo criticadas por falta de pruebas y porque no se ajustan a las normas fundamentales del debido proceso.

En su carta abierta, las investigadoras dicen a sus “familias, amigos y seguidores: El 24 de diciembre de 2019 vamos a iniciar una huelga de hambre conjunta en nombre de la libertad académica.

Vamos a manifestarnos en nombre de todos los académicos e investigadores de Irán y el Oriente Medio que, como nosotras, han sido injustamente encarcelados bajo cargos falsos por simplemente hacer su trabajo”.

Hasta la fecha, hemos estado bajo la custodia de la Guardia Revolucionaria de Irán durante un extremadamente largo período (Kylie Moore-Gilbert, más de 15 meses, y Fariba Adelkhah, más de siete meses). Hemos sido sometidas a tortura psicológica y a numerosas violaciones de los derechos humanos básicos.

Llamamos la atención no sólo para exigir la libertad inmediata, sino para pedir justicia por los innumerables, miles, hombres sin nombre y mujeres que han sufrido la misma suerte que la nuestra o peor, y han sido encarcelados en Irán, sin haber cometido crimen alguno.

Esta Nochebuena pedimos que se unan a nosotros por un día en renunciar a los alimentos y el agua para expresar su solidaridad con nosotros, que vamos a continuar la huelga más allá de Navidad.

Esperamos celebrar con usted dentro de un año. Gracias por su apoyo.

Firman la carta la doctora Kylie Moore-Gilbert, de la Universidad de Melbourne, Australia, y la doctora Fariba Adelkhah, de Sciences Po, en Francia.

 

Últimas noticias