Iglesia en Bolivia llama a frenar violencia política

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

La Paz. La influyente Iglesia católica boliviana, con el apoyo de la Unión Europea y Naciones Unidas, llamó a los diferentes sectores en conflicto en Bolivia a dialogar desde este lunes para frenar la violencia política que dejó 23 muertos en casi un mes.

La Conferencia Episcopal Boliviana (CEB) "acompañada, por la Unión Europea y el enviado de las Naciones Unidas (Jean Arnault), convoca al gobierno nacional, a los partidos y representantes de la sociedad a un diálogo", dijo el secretario General de la institución, Aurelio Pesoa, en una conferencia de prensa.

El acercamiento tiene el "fin de pacificar el país, y consensuar las condiciones de unas nuevas elecciones generales y (la elección de) los vocales para un nuevo Tribunal Supremo Electoral" (TSE), indicó la Iglesia.

Los sectores sociales y políticos aún están entrampados en la elección de los magistrados del TSE, después de que casi todos fueran detenidos, a raíz de un informe de auditoría de la Organización de los Estados Americanos (OEA) que encontró irregularidades en las elecciones del 20 de octubre. El expresidente Evo Morales había decidido anular los comicios y llamar a otros nuevos antes de dimitir de su cargo el 10 de noviembre.

La elección de las autoridades es un paso previo para luego consensuar la convocatoria a nuevas elecciones nacionales. El gobierno de la presidenta interina, la derechista Jeanine Áñez, ha reiterado su decisión de viabilizar nuevos comicios, mientras se esfuerza por pacificar el país y solucionar los problemas de abastecimiento de alimentos y combustibles, principalmente, de la ciudad de La Paz.

La CEB ya ha sostenido diálogos con los sectores en conflicto, principalmente con el gobierno de Áñez y el bloque parlamentario del Movimiento Al Socialismo (MAS), cuyo jefe, Evo Morales, se asiló en México hace una semana.

Bolivia aún registra puntos de conflicto, como en la ciudad de El Alto, vecina de La Paz, donde los leales de Morales mantienen un corte de carreteras en torno a la planta distribuidora de gas natural y gasolina de Senkata. La falta de acceso de camiones cisternas ha afectado la distribución del carburante.

También se registran problemas en el poblado de Sacaba, centro de Bolivia, entre cocaleros de Morales que pretenden llegar a La Paz. En otras localidades de la región de Santa Cruz se mantienen cortes de ruta contra la mandataria Áñez.


Últimas noticias