Chocan afines y opositores de Evo Morales

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Jueves 7 de noviembre de 2019. La Paz. Al menos un muerto y más de 40 heridos dejaron ayer enfrentamientos entre seguidores y opositores del presidente Evo Morales en distintas ciudades de Bolivia, en una de las jornadas más violentas en tres semanas de protestas tras los comicios del 20 de octubre, en los que el gobernante se impuso en primera vuelta, en medio de acusaciones de la oposición de un fraude, del cual no se ha presentado una sola prueba.

Al cierre de esta edición, el líder del opositor Comité Cívico de Santa Cruz, Fernando Luis Camacho, arribó a La Paz en medio de la protección del Estado, con la finalidad de entregar al presidente Evo Morales una carta de renuncia que pretende sea firmada por el mandatario.

Camacho, acompañado de su abogado y algunos asistentes, voló por segunda ocasión desde Santa Cruz y arribó al aeropuerto de El Alto. De ahí partió en un vehículo escoltado por la policía, hacia un lugar no revelado, pese a que se esperaba que acudiera a la casa de gobierno, en el centro de la ciudad, a llevar la carta de renuncia a Morales, petición que el gobernante ya rechazó.

Tengo la esperanza de que vamos a lograr el objetivo, afirmó el opositor en un video difundido en redes sociales desde algún lugar. Camacho llegó la noche del lunes a La Paz, pero miles de seguidores del gobierno le impidieron salir de la terminal aérea y tuvo que regresar a Santa Cruz.

A su vez, Carlos Mesa, candidato presidencial perdedor, tuiteó que las autoridades le impidieron acercarse a Camacho cuando llegó al aeropuerto.

Durante la jornada, al menos un estudiante de 20 años murió y 40 personas resultaron lesionadas en Cochabamba, informó el hospital Viedma, cuyo reporte fue citado por al diario El Deber. No quedó claro si el joven fallecido era opositor; el saldo de decesos en las protestas se elevó a tres.

Cocaleros y campesinos indígenas, respaldados por miles de mujeres, marcharon pacíficamente en la mañana por el centro de la Cochabamba para defender el triunfo de Morales y desmontaron a su paso las barreras colocadas por los opositores para bloquear las principales calles, como parte del paro indefinido que impulsan.

Al encontrarse, ambos bandos libraron una batalla campal en la plaza Bush y en otras zonas de Cochabamba, e incluso algunos estudiantes lanzaron petardos de fabricación casera.

Los enfrentamientos duraron hasta el anochecer. Nadia Cruz, miembro de la Defensoría del Pueblo, indicó que se llegó a uno de los picos más altos de violencia en la ciudad tras los enfrentamientos.

El presidente Morales lamentó en Twitter el fallecimiento del estudiante Limbert Guzmán y reiteró su llamado a la paz social para devolver la tranquilidad a nuestro pueblo.

Mientras, en la vecina localidad de Vinto, opositores quemaron las oficinas de la alcaldesa María Patricia Arce Guzmán, del gobernante Movimiento al Socialismo, a quien retuvieron, cortaron el pelo, rociaron con pintura rosa y exhibieron por las calles y en una plaza pública antes de que la policía la liberara.

No tengo miedo

Arce, tras ser rescatada, expresó: No tengo miedo por decir mi verdad. Estoy en un país libre y no voy a callar; si quieren matarme, que me maten. Por este proceso de cambio voy a dar mi vida.

El presidente tuiteó: Toda mi solidaridad con nuestra hermana alcaldesa de Vinto, Patricia Arce, secuestrada y vejada cruelmente por expresar y defender sus ideales y los principios de los más pobres. Condenamos las acciones violentas que causan luto y dolor en la familia boliviana.

Al menos ocho personas resultaron heridas y varias fueron detenidas en La Paz, durante una marcha opositora formada principalmente por médicos y universitarios derivó en enfrentamientos contra los partidarios del gobierno.

Otras movilizaciones se reportaron en las ciudades de Santa Cruz, Sucre, Tarija y Potosí, en contra y a favor de la relección de Morales, quien está en el poder desde 2006. En casi todas estas ciudades los opositores obligaron a cerrar oficinas estatales como la de telecomunicaciones Entel, la petrolera YPFB y la aerolínea BOA.

Últimas noticias