Evo: quienes buscan apoyo militar “quieren muertos”

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

La Paz. El presidente de Bolivia, Evo Morales, relecto para un cuarto mandato en los comicios del 20 octubre, afirmó ayer que sus rivales quieren muertos cuando piden el apoyo a los militares en la pugna política.

Los opositores están buscando muertos que vengan de la policía y las fuerzas armadas, declaró el gobernante horas después de que un influyente líder opositor regional llamó a los militares a intervenir en la crisis política.

El que pide la intervención militar está pidiendo sangre; está pidiendo muerte, declaró por su parte el ministro de Gobierno, Carlos Romero.

En un mitin multitudinario el sábado por la noche, Luis Fernando Camacho, dirigente del Comité Cívico, poderosa entidad civil de la rica región oriental de Santa Cruz, lanzó un ultimátum a Morales para que renuncie en 48 horas y llamó a los militares a colocarse al lado del pueblo.

Romero afirmó que el llamado de Camacho coincide con información de inteligencia que señala que hoy en horas de la noche se estaría preparando una acción violenta y confrontacional hacia la plaza Murillo, donde está la casa de gobierno en La Paz.

Por su parte, el candidato opositor y ex presidente Carlos Mesa exigió ayer la realización de nuevos comicios con un renovado tribunal electoral como vía para salir pacíficamente de la crisis.

La mejor solución, en las actuales circunstancias, es realizar otra elección administrada por un nuevo órgano electoral que sea imparcial y con la observación rigurosa de la comunidad internacional, declaró Mesa al término de una asamblea nacional de su partido Comunidad Ciudadana.

Además, convocamos a mantener la movilización unida y activa, siempre en términos de la paz y la no violencia, agregó Mesa, quien quedó segundo en los comicios y gobernó Bolivia de 2003 a 2005.

Camacho es el primer político boliviano que llama a la intervención de los militares en esta crisis, pero sus declaraciones podrían considerarse sedición, delito castigado en el Código Penal boliviano, explicó a la agencia Afp un experto legal.

La intromisión de los militares es un tema altamente sensible en Bolivia, que antes de 1982 conoció frecuentes cuartelazos y dictaduras militares. Hasta ahora, las fuerzas armadas se han mantenido al margen de la controversia poselectoral.

Morales denuncia desde hace una semana que la oposición intenta derrocarlo mediante un golpe de Estado, por lo que convocó a sus seguidores a defender la democracia y anunció una reunión de emergencia para este lunes con los sindicatos que lo respaldan.

Camacho no dijo qué acciones emprenderá con sus partidarios.

Las elecciones han polarizado al país andino entre quienes apoyan al mandatario, en el poder desde hace casi 14 años, y quienes rechazan su continuidad.

Marchas a favor y en contra, bloqueos, ciudades paralizadas por huelgas y cacerolazos nocturnos contra Morales en las ciudades de La Paz, Santa Cruz y Cochabamba mantienen en vilo al país desde hace dos semanas.

La manifestantes aseguran que el mandatario izquierdista indígena ganó los comicios cometiendo fraude. El sistema de conteo rápido estuvo paralizado 20 horas y al reanudarse arrojó un drástico e inexplicable cambio de tendencia, indicaron observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Desde que comenzaron las protestas, al día siguiente de la votación, se han registrado dos muertos, 191 detenidos y unos 140 heridos, indicó la Defensoría del Pueblo.

La incertidumbre sobre una auditoría electoral de la OEA, que comenzó el jueves, aumentó tras la sorpresiva renuncia del jefe de la misión del organismo continental, el mexicano Arturo Espinosa, tras admitir que publicó artículos críticos sobre Morales.

Los embajadores de España, Carmelo Angulo, y de México, María Teresa Mercado, acompañarán la auditoría de la OEA a los comicios de Bolivia, a petición de las autoridades locales, tuiteó el canciller Diego Pary.

La oposición rechaza la auditoría de la OEA, pues afirma que se trata de una maniobra distractora para mantener a Morales en el poder.

Desde La Habana, donde está de visita, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró haber resistido con éxito varios ultimatos para sacarlo del poder y auguró que su aliado Morales también saldrá airoso.

Últimas noticias