Jefe de gabinete de Trump dice que hubo acuerdo con Ucrania

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Nueva York. El jefe del gabinete del régimen de Donald Trump contradijo hoy al presidente afirmando que sí hubo un quid pro quo con Ucrania para fines políticos personales contra rivales políticos estadunidenses -o sea, parte clave de la investigación de impeachment- mientras testigos ante el Congreso continuaron confirmando que el abogado personal del mandatario Rudolph Giuliani estaba en control de la política de Washington con Kiev.

Y un reconocido almirante y ex jefe de las fuerzas especiales escribió este jueves que la república estadunidense estaba “bajo ataque del presidente”.

Al proceder la investigación para formular cargos para un juicio político de Trump, la estrategia de la Casa Blanca continuó mostrando grietas y falta de control entre diversas corrientes del poder Ejecutivo manifestándose cada vez más públicamente.

Mick Mulvaney, jefe de gabinete interino, reconoció en conferencia de prensa que Trump frenó asistencia militar aprobada a Ucrania para presionar para que el nuevo gobierno de ese país abriera una investigación sobre una teoría de conspiración sin sustento relacionada a la elección presidencial estadunidense de 2016.

El comentario asombró a varios, ya que era una contradicción directa del presidente quien había reiterado que nunca hubo un quid pro quo en su trato con Ucrania. Horas después de que varios dentro del gobierno se distanciaron de las declaraciones de Mulvaney, el propio jefe del gabinete envió un comunicado declarando que no dijo lo que dijo, y culpó, para variar, a los medios de malinterpretar para “promover la cacería de brujas política” contra su jefe.

Mientras tanto, el secretario de Energía Rick Perry ha informado formalmente a Trump que renunciará su puesto próximamente. Aunque ya había indicios desde hace semanas de que Perry pensaba retirarse del régimen, ahora se encuentra al centro de la controversia sobre Ucrania que detonó el proceso de impeachment.

Perry aparentemente estaba involucrado en esfuerzos para presionar al nuevo presidente Volodymyr Zelensky a investigar a la familia del ex vicepresidente Joe Biden, uno de los principales rivales políticos de Trump en la contienda electoral de 2020, cuyo hijo estaba en la junta directiva de una empresa de gas ucraniana.

Al mismo tiempo, Gordon Sondland, embajador de Estados Unidos en la Union Europea -puesto que ganó como premio por haber donado más de un millón de dólares a la eleccion de Trump- compareció ante los investigadores en la cámara baja a puerta cerrada, donde informó que fue desafortunado que el presidente hubiera delegado el manejo de la política hacia Ucrania a Giuliani.

El abogado personal de Trump ahora se encuentra bajo investigación no sólo de legisladores de la cámara baja en torno al impeachment, sino tambien de fiscales federales en torno a socios ucraniano-estadunidense que recién fueron arrestados acusados de violar leyes de financiamiento electoral al intentar canalizar fondos del extranjero a campañas republicanas en este país.

Por otro lado, el almirante retirado William McRAven, ex comandante del Comando de Operaciones Especiales, y considerado como el estratega a cargo de la captura y muerte de Osama bin Laden, denunció hoy que el comandante en jefe de Estados Unidos estaba atacando, desde adentro, la república de Estados Unidos. En un artículo publicado en el New York Times, McRAven expresó que entre varios altos oficiales militares hay “frustración, humillación, ira y temor… de que el Estados Unidos en que creían estaba bajo ataque, no desde afuera, sino desde dentro”.

Escribió que muchos han sido testigos de “los asaltos contra nuestra instituciones”, incluyendo la de inteligencia, seguridad pública, la diplomática y los medios, como tambien el “abandono de nuestros aliados”. Trunp, acusó, cree que las cualidades y virtudes estadunidenses por las cuales dan sus vidas los soldados “son poco importantes o demuestran debilidad. Está equivocado. Estas son las virtudes que nos han sostenido los últimos 243 años…. Si este presidente no entiende la importancia de eso, si no demuestra el liderazgo que Estados Unidos requiere tanto domésticamente como en el extranjero, entonces es hora de una nueva persona en la Oficina Oval... lo más pronto, mejor. El destino de nuestra República depende de ello”.

En la encuesta más reciente sobre el tema, Gallup registra un 52 por ciento de estadunidenses apoyan ahora el impeachment y destitución de Trump.

 

 

Últimas noticias