Afirma Siria que enviará tropas para enfrentar ofensiva turca

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Damasco. El ejército sirio enviará tropas al norte del país para “enfrentar la agresión” de Turquía, que lleva a cabo desde hace cinco días una ofensiva contra una milicia kurda, anunció este domingo la agencia de prensa gubernamental Sana.

"Unidades del ejército árabe sirio en camino hacia el norte para enfrentar la agresión turca en territorio sirio", dijo Sana en su sitio web

La agencia no brinda más detalles sobre la movilización del ejército sirio, que en el pasado se desplegó en algunos sectores kurdos para evitar una ofensiva turca.

Un responsable kurdo que pidió el anonimato se refirió a "negociaciones" entre la administración semiautónoma kurda y el gobierno de Damasco.

"Se están estudiando todas las opciones contra la ofensiva de Turquía. El gobierno (de Damasco) debe asumir sus responsabilidades para enfrentar la agresión", dijo el funcionario kurdo.

Por su parte, la administración de la autonomía kurda en el noreste de Siria anunció que había llegado a un acuerdo con el gobierno sirio para desplegar las tropas sirias a lo largo de toda la frontera con Turquía para ayudar a repeler el ataque del Ejército turco.

“Para prevenir y repeler este ataque se llegó a un acuerdo con el Gobierno sirio para proteger las fronteras de Siria y su soberanía, cuya esencia es que el Ejército sirio entrará y se desplegará en toda la frontera entre Siria y Turquía para ayudar a las FDS a repeler este ataque y liberar las áreas ocupadas por el Ejército turco y sus mercenarios", dice el comunicado.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper declaró este domingo que las FDS buscan pactar una especie de acuerdo con los sirios y los rusos para contraatacar a los turcos en el norte de Siria.

Turquía comenzó el pasado 9 de octubre la operación Fuente de Paz en el noreste de Siria cuyos objetivos, según Ankara, son alejar a las milicias kurdas de la frontera turca y establecer en el noreste del país árabe una zona segura para acoger a los miles de refugiados sirios que permanecen hoy en territorio turco.

La ofensiva de Ankara apunta contra las formaciones lideradas por los kurdos, entre ellas las FDS y las YPG (Unidades de Protección Popular) que dominan el noreste sirio y a las que Ankara vincula con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK, proscrito en Turquía por considerarse terrorista).

El Gobierno de Siria, que no reconoce la autonomía kurda al este del río Éufrates, ni a su ala militar, las FDS, protestó por la ofensiva turca, denunciando que viola la integridad territorial del país y el derecho internacional.

Últimas noticias