Recrudecimiento del embargo de EU contra Cuba, "violación masiva" de DH

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

El recrudecimiento del embargo del gobierno de Estados Unidos contra Cuba en los últimos 18 meses ha tenido costos extremadamente graves en el desarrollo del país isleño y representa una violación “masiva, flagrante y sistemática” de los derechos humanos de ese pueblo, a un grado tal que sus autoridades no vacilan en calificar de genocidio.

De hecho, una cuantificación elaborada por el gobierno cubano ubica los costos de las medidas restrictivas de la administración Donald Trump, sólo en el período abril 2018-2019, en 4 mil 343.6 millones de dólares.

El próximo mes, una vez más la Asamblea General se pronunciará sobre el proyecto de resolución presentado por La Habana titulado “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba”. Un documento elaborado con la misma exigencia de los sometidos durante décadas ante el organismo multinacional para terminar con el injusto e ilegal acoso contra el pueblo cubano.

En la embajada de Cuba en México se proyectó esta mañana, la conferencia de prensa ofrecida recientemente por el canciller Bruno Rodríguez Parrilla, y donde el funcionario define el bloqueo como dirigido “a dañar a la familia cubana. No hay quien no sufra sus efectos”.

Indicó que si bien el gobierno de Estados Unidos siempre se escudó en la ignorancia de su propia población sobre la realidad de la isla o en el argumento de “preocuparse por el sufrimiento de los cubanos”, sin duda en la actual administración de la Casa Blanca se da un uso “desvergonzado” de las medidas del bloqueo pues su “saña, intensidad, agresividad y alcance extraterritorial son inéditas”. No hay disimulo. 

En consonancia con la exposición del ministro Rodríguez, el representante diplomático en México, Pedro Núñez Mosquera refirió que a precios corrientes, los daños acumulados durante 60 años por el bloqueo alcanzan casi 149 mil millones de dólares, pero que si se toma en cuenta la depreciación del dólar al valor del oro en el mercado internacional, esa cifra alcanzaría alrededor de 922 mil millones de dólares. 

Frente a tal dimensión, el embajador expuso una serie ejemplos sobre casos específicos donde compañías, empresas, firmas financieras y demás, han sido forzadas a incumplir o a no dar respuesta a transacciones en sus relaciones con el gobierno de Cuba, lo que pone en evidencia el “marcado carácter extraterritorial” del bloqueo. 

Y de ahí la insistencia: el bloqueo encuadra en la Convención para la Prevención y Sanción del Delito de Genocidio de 1984 y es violatorio de la Carta de las Naciones Unidas y del Derecho internacional.

Últimas noticias