Inicia EU retiro de frontera turco-siria

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Beirut. Las tropas estadounidenses empezaron a retirarse el lunes de sus posiciones en el nordeste de Siria ante una previsible incursión turca en la región, según indicaron las fuerzas de liderazgo kurdo aliadas con Estados Unidos.

Los combatientes kurdos sirios advirtieron que la repentina decisión de Washington de hacerse a un lado, anunciada por la Casa Blanca el domingo por la noche, trastocará cinco años de logros en la lucha contra el grupo extremista Estado Islámico. En un duro comunicado, acusaron a Washington de no cumplir sus compromisos con aliados clave.

La Casa Blanca no confirmó en un primer momento que las tropas estadounidenses estaban abandonando sus posiciones en el norte de Siria.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, sí dijo que los estadounidenses habían iniciado la retirada, y un video compartido por una agencia kurda de noticias mostraba una caravana de vehículos blindados estadounidenses que parecía alejarse de la zona fronteriza de Tal Abyad.

Erdogan habló horas después de que la Casa Blanca anunciara que las fuerzas estadounidenses en el nordeste de Siria se mantendrían al margen ante un previsible ataque turco, despertando el temor sobre el destino de los combatientes turcos que lucharon junto a las fuerzas estadounidenses en los años de batalla para derrotar al grupo extremista Estado Islámico.

“Tras nuestra conversación de anoche (con Trump), la retirada ha comenzado como expresó el presidente”, dijo el mandatario turco.

Erdogan no entró en detalles sobre los planes de incursión, aunque dijo que Turquía está decidida a detener lo que percibe como amenazas de los combatientes kurdos sirios.

El comunicado de la Casa Blanca, que no mencionaba el destino de los kurdos, indicó que las tropas estadounidenses “no prestarán apoyo ni participarán en la operación” y “ya no seguirán en la zona inmediata” en el norte de Siria.

Hay unos mil militares estadounidenses en el norte de Siria, y un alto cargo de Estados Unidos dijo que se marcharán de la zona y quizá abandonarán el país por completo, si se producen combates generalizados entre fuerzas turcas y kurdas.

El comunicado de la Casa Blanca también señaló que Turquía asumirá la custodia de los combatientes extranjeros capturados en la campaña contra el grupo EI, y que están retenidos por las fuerzas kurdas.

Entre ellos hay dos mil 500 combatientes extranjeros muy peligrosos procedentes de Europa y otros lugares -sus países de origen se han mostrado reacios a repatriarlos- y unos 10.000 combatientes capturados de Siria e Irak.

Las autoridades kurdas han expresado su preocupación por una posible fuga de prisioneros del grupo EI si hay combates en la zona.

Cuando se le preguntó por los comentarios de la Casa Blanca, Erdogan dijo que Turquía y Estados Unidos trabajan por separado para ver “qué pasos se pueden tomar” para repatriar a los combatientes extranjeros detenidos.

Erdogan lleva meses amenazando con lanzar una ofensiva militar transfronteriza. El mandatario considera al contingente sirio kurdo como una amenaza para su país, ya que Ankara combate una insurgencia kurda en territorio turco.

En Estados Unidos, legisladores tanto republicanos como demócratas han advertido que permitir el ataque turco podría suponer una masacre de kurdos y enviaría un preocupante mensaje a los aliados del país en todo el mundo.

 

Últimas noticias