Crisis humanitaria en Bahamas; 'Dorian' golpea Canadá

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Nassau. Entre evacuaciones, búsqueda de víctimas y riesgos sanitarios, Bahamas se preparaba ayer para enfrentar una larga crisis humanitaria, una semana después del devastador paso de Dorian, que también golpeó Canadá y dejó a medio millón de personas sin electricidad en las provincias de Nueva Escocia, Nueva Brunswick e Isla del Príncipe Eduardo, informó el canal CTV.

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) envió cerca de tonelada y media de suministros para los afectados en Bahamas, cargamento que permitirá suministrar agua potable a 9 mil 500 familias.

El Ministerio de Salud y la Organización Panamericana de la Salud aseguraron que ninguna isla en Bahamas ha sido puesta en cuarentena, pese a que las inundaciones pueden aumentar potencialmente la transmisión de enfermedades contagiosas relacionadas con el agua. Por el momento no se ha detectado ningún caso de cólera, ni ha aumentado el número de enfermedades infecciosas.

Dorian dejó al menos 70 mil personas sin hogar en las islas más severamente afectadas, Ábaco y Gran Bahama, según la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

El primer ministro Hubert Minnis indicó que Nassau no podía acoger a todas las víctimas, que temporalmente se alojarán en tiendas de campaña.

Los suministros de Unicef están ya en esta capital, adonde llegaron en avión gracias al transporte de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja. Incluyen más de 400 mil tabletas de purificación de agua, varios tanques de 5 mil litros para dar servicio al menos a 2 mil personas y mil bidones. Los suministros llegarán a las comunidades afectadas en los próximos días.

Cerca de 18 mil niños en las áreas de Ábaco y Gran Bahama han estado expuestos al impacto del huracán y muchos necesitan con urgencia asistencia humanitaria, destacó Unicef. Estas estimaciones se basan en cifras iniciales de la agencia para el Gestión de Emergencias y Desastres en el Caribe.

El organismo subrayó que urge recaudar 4 millones de dólares para ampliar su respuesta humanitaria y atender las necesidades más inmediatas de los niños: acceso a agua potable y saneamiento, nutrición, apoyo sicosocial y actividades de educación no formal.

Tras muy leves efectos en la costa de Estados Unidos, Dorian continuó su ruta hacia Canadá, con fuertes ráfagas hasta de 140 kilómetros por hora, lluvias torrenciales y olas de casi 20 metros.

Reclasificado como ciclón postropical muy intenso por el Centro Canadiense de Huracanes, Dorian tocó tierra el sábado por la noche en la provincia de Nueva Escocia, donde casi 400 mil hogares quedaron sin electricidad ayer por la mañana.

Nova Scotia Power Inc informó que 380 mil clientes estaban sin electricidad. A medida que la tormenta azotaba la Isla del Príncipe Eduardo, cerca de 50 mil hogares y negocios pronto quedaron sin luz, al igual que otros 74 mil en Nueva Brunswick.

Unos 700 soldados ayudaban con las operaciones de limpieza, mientras Dorian se desplazaba sobre el golfo de San Lorenzo.

Hay muertos por todas partes, aseguran habitantes de las islas Ábaco. Miles se van a Nassau o a EU

Marsh Harbour. Casi una semana después de que Dorian, el huracán más potente registrado en el noroeste de Bahamas, tocó tierra, la ciudad de Marsh Harbour en las Islas Ábaco parecía desierta. Un viento cálido soplaba entre las viviendas derrumbadas, las calles sumidas en un profundo silencio mostraban un paisaje desolador llenas de coches aplastados, cables eléctricos cortados y árboles desgajados.

En el aeropuerto y el muelle, cientos de personas trataban de conseguir pasajes para viajar en avión o en barco, transportes que llegan con ayuda y se marchan con gente que perdió sus hogares tras el letal Dorian.

Hay muertos por todas partes, los cuerpos siguen tirados en las calles, declararon sobrevivientes del huracán en las islas Ábaco, mientras intentaban abandonar su localidad, privada de agua y electricidad, donde los desechos se acumulaban en medio de los escombros bajo un calor intenso.

El gobierno de Bahamas informó ayer que más de 900 miembros de la policía y fuerzas militares del archipiélago se encontraban ya en las Islas Ábaco y Gran Bahama para ayudar en labores de auxilio y recuperación.

Las autoridades añadieron que 120 miembros de las fuerzas de seguridad de Jamaica llegaron a Bahamas el sábado por la tarde y unos 100 elementos de Trinidad y Tobago lo hicieron ayer, como parte de la labor de ayuda luego de la destrucción de Dorian.

Autoridades de Bahamas dijeron que elementos de fuerzas de seguridad de Gran Bretaña y Estados Unidos ya estaban involucrados en los operativos de búsqueda, rescate y recuperación.

El gobierno señaló que por lo menos 43 personas murieron en la tormenta, pero las autoridades siguen tratando de buscar en algunas zonas que quedaron aisladas por las inundaciones.

Ocho personas murieron en Gran Bahama y 35 en Ábaco, dijo el primer ministro Hubert Minnis.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) calcula que 76 mil personas se encuentran en peligro de padecer enfermedades y hambre. La Cruz Roja dijo que 45 por ciento de los hogares en algunas áreas están severamente dañados o destruidos. El total de la catástrofe podría ser de 7 mil millones de dólares, según topógrafos.

La ONU envió ocho toneladas de suministros. El cargamento enviado por mar incluye unas 14 mil 700 comidas listas para consumir, así como equipo logístico y de telecomunicaciones, indicó Herve Verhoosel, portavoz del Programa Mundial de Alimentos de la ONU. Pero las necesidades siguen siendo enormes, lamentó Verhoosel.

La Guardia Costera estadunidense dijo haber rescatado a 290 personas en el norte del archipiélago tras el huracán. Seis helicópteros MH-60 Jayhawk y nueve lanchas ayudaban en las tareas de auxilio, según los guardacostas.

No había cifras oficiales disponibles, pero buena parte de la población de Marsh Harbour, donde vivía la mayoría de los aproximadamente 20 mil habitantes de Ábaco, parecía haberse marchado ya. Muchos se alojaron con familiares en la capital, Nassau, algunos con parientes en Florida y otras ciudades de Estados Unidos.

Últimas noticias