Escala crisis en GB por el 'Brexit'; renuncia ministra

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Londres. La ministra británica del Trabajo y Pensiones, Amber Rudd, anunció la noche de ayer su renuncia a su cargo y al Partido Conservador en desacuerdo con la estrategia del primer ministro Boris Johnson sobre el Brexit.

Renuncié al gabinete y entregué el látigo conservador. No puedo quedarme cuando buenos, leales conservadores moderados son excluidos, declaró en un comunicado Rudd. Su mensaje refiere a la exclusión del Partido Conservador de 21 diputados, entre ellos dos ex cancilleres y el nieto de Winston Churchill, quienes votaron con la oposición una propuesta de ley destinada a evitar un Brexit sin acuerdo.

En el mensaje que envió a Johnson por Twitter, califica la exclusión de los denominados 21 rebeldes como un asalto a la decencia y a la democraciaHe hablado con el primer ministro y el presidente de mi asociación para explicarme. Sigo comprometida con los valores de una nación que me llevaron a la política, agregó.

Rudd, quien votó a favor de quedarse en la Unión Europea en el referendo de junio de 2016, considera que el objetivo principal del gobierno ya no es la obtención de un acuerdo de salida de la Unión Europea.

Es un nuevo revés para Johnson, quien ya no tiene la mayoría en el parlamento, pues la oposición británica anunció el viernes que no respaldará la propuesta del jefe de gobierno de convocar elecciones anticipadas en una votación parlamentaria la próxima semana.

El remate fue que su hermano Jo renunció como diputado y secretario de Estado de Universidades al preferir, argumentó, el interés nacional a la lealtad familiar.

En tanto, diputados opositores y tories rebeldes están preparando una acción legal para afrontar un eventual escenario en el que el primer ministro británico, Boris Johnson, se niegue a solicitar a la Unión Europea un aplazamiento de la fecha de entrada en vigor del Brexit, reportó la cadena BBC.

La ley que obliga al jefe de gobierno a solicitar a la Unión Europea (UE) una prórroga en caso de que no logre aprobar el acuerdo sobre el Brexit ya fue aprobada por la Cámara de los Lores y está en espera de ser ratificada por la reina Isabel II este lunes.

Sin embargo, en las filas opositoras temen que el premier haga caso omiso de la norma y no solicite un aplazamiento antes del 31 de octubre, como quiere Johnson, lo que llevaría a la salida del país del bloque comunitario sin un acuerdo con Bruselas.

Johnson podría ir a prisión si viola la ley y desafía al parlamento al seguir buscando un Brexit sin acuerdo, advirtió Ken MacDonald, ex director de enjuiciamientos públicos. El jefe de gobierno estará en desacato al tribunal y enfrentará el mismo castigo que cualquier otro ciudadano, agregó.

Dijo que un tribunal ordenará que se cumpla la ley si, como se esperaba, el parlamento aprueba legislación mañana para obligar a Johnson a buscar una extensión al artículo 50 y evitar un colapso el 31 de octubre. La advertencia se produce después de que Johnson sugirió preferir estar muerto en una zanja que solicitar un nuevo retraso en las negociaciones.

Últimas noticias