Abate el ejército de Colombia a nueve disidentes de las FARC

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Sábado 31 de agosto de 2019, Bogotá. Un total de nueve disidentes de las disueltas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), entre ellos el ex guerrillero Gildardo Cucho, murieron en un bombardeo comandado por el ejército, informó ayer el presidente Iván Duque, un día después de que líderes de la extinta guerrilla, entre los que figura Iván Márquez, anunciaron su regreso a la lucha armada.

En el municipio de Sincelejo, al norte del país, Duque dijo que la noche del jueves pasado autorizó “adelantar una operación ofensiva contra esta cuadrilla de delincuentes narcoterroristas que son residuales de lo que se conocía como las FARC, y que hacen parte de las estructuras criminales que pretenden desafiar a Colombia”.

Márquez, vestido de verde oliva, reapareció en un video publicado en Internet para anunciar su regreso a las armas bajo el argumento de “la traición” a los acuerdos de paz suscritos en La Habana en 2016 durante el gobierno del presidente Juan Manuel Santos (2010-2018). El acuerdo condujo al desarme de las FARC y puso fin a un conflicto armado de más de 50 años que dejó más de 260 mil muertos.

En la grabación, de 32 minutos, Márquez está en la selva flanqueado por los ex líderes guerrilleros Jesús Santrich y Hernán Darío Velásquez, conocido como El Paisa, además de otros 17 hombres y mujeres armados. Detrás de ellos, una manta colgada tiene un logotipo con la frase “Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-EP”.

Duque, quien acusó a su par venezolano, Nicolás Maduro, de “apoyar y albergar” a ese grupo armado, agregó que el golpe militar es un “mensaje clarito” a los ex líderes de la antigua guerrilla y a los miembros disidentes.

Destacó que entre los muertos está Gildardo Cucho, a quien describió como cabecilla relevante de las FARC, un “criminal dedicado al narcotráfico, al secuestro, y a la intimidación de líderes sociales, y que pretendía ser parte de esa estructura anunciada por Márquez.

El ministro de Defensa, Guillermo Botero, confirmó en Twitter que la operación la realizó el Comando Conjunto de Operaciones Especiales en la zona rural de San Vicente del Caguán, departamento de Caquetá, sur de Colombia. Precisó que el ataque “afectó” a nueve integrantes de los grupos armados organizados residuales, denominación que utiliza el ejército para referirse a algunos remanentes de las FARC que se negaron a apegarse al acuerdo de paz.

Tras el anuncio del grupo armado y la acusación directa de Duque, el presidente Nicolás Maduro tuiteó: “Reiteramos nuestra firme disposición de contribuir con la paz del pueblo de Colombia”. En su mensaje añadió: “agotaremos todos los esfuerzos necesarios que permitan generar las estrategias para el restablecimiento de las conversaciones entre las partes. ¡Lograr la paz real es el camino!”

El canciller venezolano, Jorge Arreaza, anunció que su gobierno mantiene contacto con los países acompañantes del proceso de paz en Colombia para buscar vías que permitan retomar acercamientos entre el gobierno y los ex líderes de las FARC.

Venezuela y Chile actuaron como facilitadores de los acuerdos, mientras que Cuba y Noruega fueron garantes.

Insólita, la desfachatez de Duque, responde Caracas

En la sede de la cancillería, el diplomático acusó: “resulta insólito que Iván Duque, con absoluta desfachatez, en un acto deleznable, pretenda desplazar hacia terceros países y terceras personas su exclusiva responsabilidad en el planificado desmontaje del proceso de paz y el incumplimiento de los compromisos asumidos y firmados por el gobierno colombiano”.

Últimas noticias