Niega justicia brasileña libertad a Lula da Silva

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

 

Río de Janeiro. La Corte Suprema brasileña le negó este martes una vez más la libertad al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Por tres votos contra dos, los jueces de la segunda sala del Supremo Tribunal decidieron que el ex mandatario, preso por corrupción desde el 7 de abril del año pasado, deberá continuar en la cárcel cumpliendo una pena por corrupción pasiva y lavado de dinero.

Luego de rechazar este mismo martes un pedido de hábeas corpus presentado por la defensa de Lula que pedía la libertad, el ministro Gilmar Mendes propuso votar por la libertad provisoria de Lula.

Mendes entendía que el ex presidente debía permanecer en libertad de forma provisoria hasta que la Corte resuelva sobre otro pedido de libertad efectuado por los abogados del líder del Partido de los Trabajadores (PT). Pero una mayoría de los magistrados decidió rechazar esa moción.

Tras el fallo adverso, Lula deberá continuar preso al menos hasta que concluya el juicio del restante pedido de hábeas corpus pendiente, que cuestiona la actuación del ex juez Sergio Moro en el proceso que lo llevó tras las rejas.

Aún no hay fecha de cuándo será retomado el proceso.

Lula está preso tras haber sido condenado en el proceso del triplex de Guarujá, una causa en la que la justicia lo encontró culpable de haber recibido un departamento y una serie de refacciones en el inmueble como pago de una coima de una empresa constructora.

Los abogados de Lula acusan a Moro, quien lo condenó en primera instancia cuando se desempeñaba como juez en Curitiba, de parcialidad y reclaman la anulación de la condena.

Pese a que la defensa de Lula centra sus críticas en Moro, exmagistrado de primera instancia, posteriormente la justicia ratificó la condena en instancias posteriores.

El año pasado, Moro dejó la magistratura y en enero asumió como ministro de Justicia de Bolsonaro.

En los últimos días, los abogados de Lula volvieron a la carga contra Moro luego de que el sitio The Intercept publicara una serie de presuntas conversaciones privadas entre el ministro y fiscales del Lava Jato.

Según el sitio de noticias, las conversaciones, aportadas por una fuente no identificada, mostrarían que Moro coordinó la estrategia de la acusación durante el proceso que condenó a Lula.

Los abogados de Lula pidieron al Supremo Tribunal que se adjunten esas conversaciones al pedido de hábeas corpus que cuestiona la falta de parcialidad de Moro, presentado en 2018.

El ministro de Justicia no ha reconocido la autenticidad de las supuestas conversaciones, que habrían sido obtenidas luego de una serie de hackeos sobre celulares de varios fiscales. Moro dice que se trata de un ataque criminal contra las instituciones brasileñas y niega haber cometido cualquier tipo de ilegalidad.


Últimas noticias