Fiscal de Lava Jato en Brasil justifica chats para encarcelar a Lula

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Río de Janeiro. El fiscal coordinador de la Operación Lava Jato, Deltan Dellagnol, defendió este lunes la imparcialidad de los investigadores y dijo que la operación acusó a políticas y personas de distintos partidos, tras la divulgación de mensajes que ponen en duda la neutralidad del caso.

En un vídeo divulgado en las redes sociales, Dallagnol explicó que la comunicación entre jueces y fiscales es normal sin la presencia de la parte acusada, y recordó que 54 personas que fueron denunciadas por el Ministerio Público Federal (MPF) fueron absueltas por Moro.

"Es normal que fiscales y abogados conversen con jueces sin la presencia de la otra parte. Lo que se debe verificar es si existió complicidad o se rompió la imparcialidad. La imparcialidad de la Lava Jato está confirmada con muchos hechos. Centenares de pedidos del MPF fueron negados por la Justicia", dijo Dallagnol.

"Recurrimos centenares de veces contra decisiones, lo que muestra no solamente que el juez no aceptó lo que el MPF quería, pero muestra que el Ministerio Público (MP) no se sometió al entendimiento de la Justicia. Se suma a todo ello que todos los actos y decisiones de la Lava Jato son revisados por tres instancias independientes del Poder Judicial", agregó el fiscal.

Dallagnol, principal fiscal en el caso Lava Jato, es una de las personas que se encuentra en el centro de atención después de que el portal The Intercept Brasil divulgara ayer por la noche varias conversaciones en el aplicativo de teléfonos Telegram entre el fiscal y el actual ministro de Justicia, Sérgio Moro, quien en la época era el juez responsable del caso Lava Jato en primera instancia.

Según el portal, los dos trataron sobre asuntos investigados por la operación, y Moro orientó acciones a los fiscales y les pidió nuevas operaciones.

"Nosotros, de la Lava Jato, nunca caminamos con la lógica de que los fines justifican los medios. No. Estas acusaciones no proceden, y su origen está relacionado al ataque criminal realizado".

Según él, "intentar imaginar que la Lava Jato es una operación partidaria es una teoría de la conspiración que no tiene ninguna base".

Este lunes, el Ministerio Público Federal anunció que abrió un expediente disciplinario contra Dallagnol y otros fiscales por supuesto "desvío de conducta", a raíz de la divulgación de la conversa divulgada.

"Cabe apurar si hubo una eventual falta funcional, particularmente en lo que se refiere a la violación de los principios del juez y del promotor natural, de la equidistancia de las partes y de la negación de la actuación político-partidaria", aseguró el auditor del MPF Orlando Rochadel.

Según el equipo de The Intercept, las copias de los mensajes que el juez y los fiscales intercambiaron a través de Telegram fueron entregadas por una fuente que pidió sigilo.

Los editores apuntaron que habría una "colaboración prohibida" entre el entonces juez federal Moro, responsable de juzgar a Lava Jato en Curitiba, y los fiscales, que son responsables de acusar a los sospechosos de ser parte del esquema de corrupción. En este caso, el principal acusado era el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, actualmente preso.

The Intercept es dirigido por el estadounidense Glenn Greenwald, conocido mundialmente por ayudar al exagente de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos Edward Snowden a divulgar informaciones secretas sobre espionaje estadounidense en el mundo.

Moro condenó en primera instancia y mandó a prisión al expresidente Lula da Silva el 7 de abril de 2018 en la ciudad de Curitiba por corrupción, al encontrarlo culpable de haber recibido un apartamento por parte de la empresa constructora OAS, a cambio de favorecerla.

Últimas noticias