Cristina Fernández pide a detractores respeto a su hija enferma

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Buenos Aires. “Les pido a los que nos odian o nos ven como enemigos que por favor se metan conmigo pero no con ella” fue el mensaje final de un video difundido por redes sociales, grabado por la ex presidenta y senadora Cristina Fernández de Kirchner al hablar de la enfermedad linfática que afecta a su hija Florencia Kirchner que, dijo, fue agravada por un severo estrés ante la “feroz persecución” judicial y mediática contra ella. La joven está siendo tratada en Cuba, adonde viajó ayer la ex mandataria.

Una ola de mensajes de solidaridad fue la respuesta de personalidades, sectores políticos, sociales y humanitarios al conocer la situación.

Florencia Kirchner viajó al festival de cine en La Habana en diciembre pasado para presentar, junto al director Tristán Bauer , la película El camino de Santiago y durante su estadía en consultas médicas se descubrió que tenía “linfederma”, una enfermedad del sistema linfático. En febrero regresó a la isla pues su enfermedad se agravó y los médicos le informaron que no podía viajar en esas condiciones.

“El brutal estrés que sufrió devastó su cuerpo y su salud. Es muy terrible para una joven, que la acusen de haber ingresado a una asociación ilícita el mismo día que murió su padre” (27 octubre 2010), señaló la ex presienta en el video que publicó en Twitter y añadió que “por la patología que padece no puede permanecer sentada ni de pie por períodos prolongados de tiempo”, por lo cual no puede viajar.

“Estás escuchando esto porque una vez más en Comodoro Py (los tribunales federales) no sólo se vulneran los derechos de los ciudadanos que somos opositores al gobierno de Mauricio Macri, sino que también se violan los derechos de nuestros hijos”, dijo Fernandez al explicar que se presentó un certificado médico sobre la salud de Florencia, pero que se ignoró el pedido de reserva sobre el caso y por ello decidió grabar el video.

“Yo fui dos veces presidenta de este país, he elegido la militancia política. En cambio, Florencia -más allá de sus convicciones profundas-, decidió otra vida, el arte y la militancia feminista. La persecución sobre ella la ha devastado, solo porque es la hija de Néstor y Cristina”, agregó la ex mandataria en el video.

Fernández de Kirchner y su familia soportan una ofensiva judicial, mediática y política nunca vista en democracia en Argentina, desde que aún gobernaba el país, mediante operaciones de prensa incitando al odio y la intolerancia por medios del Grupo Clarín, La Nación y otros, que controlan el 98 por ciento de la información en todo el país. El juez Claudio Bonadío fue recusado varias veces por la ex mandataria, pues él ha expresado abiertamente su enemistad política con la acusada.

Florencia Kirchner figura en una causa insólita “Hotesur” es acusada de integrar una “asociación ilícita” que se conformó cuando ella tenía 12 años, entre otras imputaciones.

Bonadío ordenó ilegalmente allanar la casa de la familia Kirchner en la provincia de Santa Cruz, en agosto de 2018, sin permitir la asistencia de abogados ni testigos. Durante tres días, las fuerzas de seguridad rompieron paredes del inmueble supuestamente buscando dinero que no pudieron encontrar en cuentas bancarias en el exterior. Lo hicieron nuevamente en diciembre del mismo año y también en su departamento en Buenos Aires donde dañaron paredes y pisos, y confiscaron objetos personales.

Contrasta esta actitud de la justicia cuando buscando las presuntas cuentas de los Kirchner fueron encontradas las del presidente Macri y su familia, que figuran en los llamados “papeles de Panamá” y en otros documentos sin que se haya permitido investigar el tema.

En febrero pasado, ante la acusación de un empresario por extorsión a uno de los tantos empresarios que pagaban para no figurar en la “causa de las fotocopias” y siguiendo la pista del extorsionador directo el falso abogado Marcelo D’Alessio, quien trabajaba como agente de inteligencia y de operaciones sucias para Argentina, Estados Unidos e Israel, se encontró documentación que reveló el mayor escándalo jurídico en la historia local, en que están implicados fiscales, jueces, funcionarios, periodistas y otros.

Para encubrir al gobierno los medios afines al oficialismo encubren la situación, no publicando nada sobre el suceso mayor de los últimos tiempos, y para desviar la atención se comenzaron a reproducir “rumores” sobre una posible detención de Florencia Kirchner citando a supuestas fuentes judiciales.

Esto podría haber sido un límite para Florencia ya que la joven, de muy bajo perfil y dedicada a la cinematografía, debe soportar guardias en el edificio donde vive, espionaje, acoso constante, la persecución contra su madre y su hermano Máximo, lo que convirtió la vida de la familia Kirchner en una tragedia cotidiana, cuando el país asiste a la evidente pérdida del Estado de Derecho, mientras los procedimientos judiciales que se utilizan, corresponden más a una organización mafiosa que a una institución jurídica que amenaza y detiene a los hijos para quebrar a los padres, como lo hacía la pasada dictadura militar.

Últimas noticias