Cientos exigen justicia para la activista Berta Cáceres

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

La Esperanza. Cientos de personas conmemoraron este sábado el tercer aniversario del asesinato de la ambientalista hondureña Berta Cáceres con una exigencia para las autoridades de castigar a los autores intelectuales del crimen.

“Donde vayan los buscaremos, donde se metan los encontraremos. Por Berta justicia ya”, se leía una manta amarilla y negra desplegada entre eucaliptos en un centro social del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh), en las afueras de la comunidad de La Esperanza, al oeste de Tegucigalpa.

Más de 400 personas, entre indígenas y afrodescendientes de ocho etnias hondureñas, activistas de derechos humanos y ambientalistas allegados de una decena de países de América y Europa, participaron en el homenaje a la coordinadora del Copinh, asesinada a los 44 años en la medianoche del 2 de marzo del 2016.

La ambientalista había denunciado que ejecutivos de la empresa hondureña Desarrollos Energéticos S.A. (DESA) la amenazaban de muerte por detener con movilizaciones indígenas la construcción de una hidroeléctrica en el río Gualcarque, en territorio del pueblo amerindio lenca.

Siete personas, incluido un ejecutivo de DESA, fueron condenadas por el asesinato, cometido por pistoleros que entraron a la casa de Cáceres en La Esperanza.

Los jueces "condenaron a los gatilleros, pero faltan los autores intelectuales que no han sido capturados", denunció Austra Berta Flores, de 86 años, madre de Cáceres.

Según ella, hay pruebas de que el presidente ejecutivo de DESA, David Castillo, y grandes empresarios socios de la compañía pagaron por el asesinato.

Castillo está preso pero no ha sido condenado. En la sentencia los jueces establecieron que ejecutivos de la compañía pagaron cerca de cuatro mil dólares y dieron la pistola a los sicarios.

"¡Berta vive!, ¡la lucha sigue, sigue!", gritaron los asistentes al homenaje, convocado por familiares de Cáceres y el Copinh, dirigido ahora por Berta Zúniga, la hija de la activista asesinada.


Últimas noticias