Primo de Macri confiesa pago de sobornos

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Buenos Aires. El primo del presidente argentino Mauricio Macri, el empresario Angelo Calcaterra, se presentó hoy ante la Justicia y confesó que pagó sobornos a funcionarios de los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández para financiar campañas electorales.

Calcaterra fue dueño hasta hace un año de la constructora IECSA, mencionada en los cuadernos escritos por el chofer del ex "número dos" del ya desaparecido Ministerio de Planificación Federal Roberto Baratta sobre supuestos sobornos pagados entre 2005 y 2015 a los gobiernos del ya fallecido Kirchner (2003-2007) y su esposa y sucesora Fernández (2007-2015).

En los ocho cuadernos, el chofer Oscar Centeno detalló fechas, direcciones, sumas y nombres de quienes entregaron dinero y quienes lo recibieron en la residencia presidencial oficial de Olivos, en las afueras de Buenos Aires, el domicilio particular de la familia Kirchner u oficinas oficiales, según reveló el diario La Nación.

Calcaterra se presentó hoy de forma voluntaria ante el juez federal Claudio Bonadio, a cargo de la investigación. Sostuvo que fue presionado por funcionarios del kirchnerismo para aportar dinero para la campaña electoral, según confirmaron fuentes judiciales a La Nación.

El empresario quedó imputado en la causa como "colaborador" y fue eximido de prisión. El ex CEO de IECSA Javier Sánchez Caballero es uno de los empresarios detenidos por el escándalo. Sánchez Caballero y el detenido ex director de la filial argentina de la empresa española Isolux Juan Carlos de Goycoechea también decidieron colaborar con la Justicia bajo la figura de arrepentidos.

El juez homologó hoy los acuerdos de colaboración y resolvió dejarlos en libertad, confirmaron fuentes judiciales al periódico. En tanto, la ex mandataria y hoy senadora de la opositora Unidad Ciudadana peronista fue citada a declarar el próximo 13 de agosto en esta investigación. También deberán presentarse varios ex altos funcionarios de su Gobierno. Tras la liberación de los dos ejecutivos, quedarán 14 ex altos funcionarios y empresarios se encuentran detenidos por orden judicial mientras avanza la investigación basada en los cuadernos escritos por el chofer de Baratta. Los sobornos habrían sido pagados para obtener contratos de obras públicas o mantener negocios con el Estado. Un empresario continúa en tanto prófugo de la Justicia, Oscar Thomas, ex director de la Entidad Binacional Yacyretá, la represa hidroeléctrica que Argentina administra junto con Paraguay.

La empresa IECSA fue adquirida el año pasado por el grupo empresario que comanda Marcelo Mindlin, dueño de la distribuidora de electricidad Edenor. La compañía también está mencionada en la investigación judicial sobre los sobornos pagados por la firma brasileña Odebrecht, señaló el periódico. El presidente Macri no hizo declaraciones hoy acerca de la situación judicial de su primo, pero reafirmó su compromiso contra la corrupción al inaugurar una cita de la sociedad civil del G20.

"Quiero felicitarlos por haber firmado un acuerdo contra la corrupción. Esto es inédito para el G20. Trabajar por un Estado transparente al servicio de las personas es fundamental para combatir y prevenir la corrupción. Desde la Argentina asumimos un fuerte compromiso con esa agenda, los resultados están a la vista", afirmó en un acto en la Cancillería en Buenos Aires.

 

Últimas noticias