Congreso debe corregir distorsiones del presupuesto: ANUIES occidente

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Guanajuato. La Cámara de Diputados del Congreso de la Unión debe corregir las “distorsiones” en el presupuesto para la educación superior, el cual debe ser acorde al “contexto de emergencia sanitaria y social”, de lo contrario aumentará el rezago educativo, exigió la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) región Centro Occidente.

La Universidad de Guanajuato, la Universidad de Colima, la Universidad de Guadalajara, la Universidad Autónoma de Aguascalientes, la Universidad Michoacana y la Universidad Autónoma de Nayarit solicitaron que el presupuesto del 2021 “crezca significativamente por arriba de la inflación, recuperando el terreno perdido desde 2016”.

Los legisladores deben rescatar e incrementar el recurso para el Programa Carrera Docente (U040), el Programa para el Desarrollo del Personal Docente (PRODEP) y el Programa de Fortalecimiento a la Excelencia Educativa, solicitaron los rectores de la ANUIES.

También clamaron por más recursos para el Programa de Expansión de la Educación Media Superior y Superior, que financia el Fondo para Garantizar la Obligatoriedad y la Gratuidad.

Los diputados deben exhortar a la Secretaría de Educación Pública (SEP) a que permita que el Programa Carrera Docente (U040) siga complementando los programas de estímulos para los maestros y que estos formen parte del salario, propusieron.

“Respetuosa, pero enérgicamente, exhortamos a la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión para que se corrijan las distorsiones del PPEF-2021 y se asigne un presupuesto acorde con las necesidades de desarrollo de nuestro país, sobre todo en un contexto de emergencia sanitaria y social como el que vivimos”, refiere la ANUIES en una carta abierta.

Los rectores advierten que si no hay más recursos no se logrará el anhelo establecido en el Programa Sectorial de Educación (PSE 2020-2024), de que “los rezagos en la educación habrán quedado en épocas pasadas.” 

“Por el contrario, dichos rezagos serán mucho mayores y más apremiantes en un contexto de creciente inconformidad social”, vaticinaron.

Recordaron que la meta del presidente, Andrés Manuel López Obrador, es que en el 2024 habrá una cobertura del 50 por ciento en educación superior.

“Lo cual implica incorporar al sistema educativo a alrededor de un millón de estudiantes adicionales. Ante ello, vemos con gran preocupación y desanimo las políticas presupuestales que se han implementado y mantenido desde los últimos dos años de la pasada administración federal, y que se han acentuado en lo que va de la actual”, lamentaron.

En los últimos 20 años, México paso de una cobertura de 20 a 40 por ciento, gracias a las políticas de financiamiento para nueva infraestructura, equipamiento, desarrollo científico, estímulos al desempeño docente, movilidad académica, entre otros, aseguraron.

“Paulatina, pero sistemáticamente, estas palancas de desarrollo han desaparecido. Mientras en 2015 existían 11 fondos extraordinarios para las UPES (Ramo 11), con una asignación de casi 6 mil 900 millones de pesos, para este año solo hay tres fondos con mil 374 millones asignados”, sostiene la AUNIES.

“Más preocupante aún es que en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF 2021) solo sobrevive un fondo, el PRODEP, con una asignación de apenas 102 millones de pesos”, recriminaron.

 

Últimas noticias