Ocupación turística en Tulum en recuperación: hoteleros

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Tulum. La ocupación hotelera en Tulum alcanza actualmente el 32%, concentrándose en la zona costera, que presenta la mayor recuperación, mientras que los hoteles del norte del municipio y todo incluido van abriendo gradualmente, informó el presidente de los hoteleros, David Ortiz Mena.

“Hay que notar que todavía tenemos algunos hoteles cerrados, por ejemplo el Sunscape, antes Oasis, y algunos otros que no están operando a su capacidad completa, como Bahía Príncipe, que abrió sólo 750 cuartos de un total de casi cuatro mil que tiene”, explicó el líder hotelero.

Destacó que “en zona costera vemos una recuperación más encaminada, ya algunos hoteles reportan ocupaciones cercanas al 60 por ciento, allí la mayoría de la hotelería ha reiniciado operaciones, tenemos al día de hoy detectado sólo cuatro por ciento de los hoteles de esa zona que continúan cerrados”.

De acuerdo con el reporte mensual de la Asociación de Hoteles de Tulum, agosto cerró con 21.01% de ocupación, desglosada de la siguiente manera: hoteles todo incluido, 16.78%; la zona Akumal-Muyil-Tankah, 15.49%; Parque Nacional Tulum, 38.66; zona Boca Paila-Sian Ka´an, 33.19% y Tulum Pueblo Mágico, 33.90%.

Ortiz Mena previó un incremento gradual de la ocupación en los próximos días, lo que significará un septiembre atípico, ya que normalmente este mes es temporada baja. Celebró el decreto del semáforo amarillo, lo cual, dijo, “nos permite llegar a unos niveles de ocupación mayores y capacidades más amplias en restaurantes y otros servicios, lo que nos ayuda a darle certidumbre a los visitantes en esta época de pandemia”.

Destacó que el que las playas y sitios arqueológicos también puedan abrir complementa la oferta turística y permite retomar la normalidad. Informó que esperan retirar las barreras antisargazo en la zona de la bahía de Akumal los primeros días de octubre, luego de que el arribo del alga a las costas de Tulum ha disminuido considerablemente esta temporada.

El presidente de la Asociación de Hoteles opinó aunque todavía no es posible, por el color del semáforo epidemiológico, operar bares, “en el caso de Tulum creo que representa una oportunidad de replantear nuestro destino, pues a últimas fechas se siente como el Tulum de antes, mucho más de descanso, con menos fiesta, menos bares”.

Mencionó que las autoridades deberían aumentar el número de participantes en eventos masivos, limitado actualmente a 50 personas, lo que en el caso de bodas, un segmento importante para Tulum, representa un obstáculo pues con esos límites es difícil llevarlas a cabo. Consideró que se cuenta con salones y espacios lo suficientemente amplios para incrementar el aforo respetando la sana distancia.

Dio a conocer que el comportamiento de los viajeros ha cambiado y optan por estancias más largas; en la zona costera de Tulum la estancia promedio era de 3.5 noches y se empieza a notar una tendencia de prolongar la estancia. Confió en que la recuperación de conexiones aéreas se refleje en los índices de ocupación.

“Seguimos muy limitados de mercado, el europeo tiene limitaciones de vuelos y otros como el canadiense presenta restricciones que no permiten que viajen en los números que esperamos”, manifestó.

Anunció que Tulum se unirá a la campaña Wear to Care, del Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo, que promueve el adecuado uso del cubrebocas, pues “es importante que a pesar del semáforo amarillo sigamos trabajando en brindar una imagen segura de nuestro destino, no debemos relajar las medidas sanitarias”.

Últimas noticias