Con bloqueo carretero, exigen créditos a la palabra en Morelos

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Cuernavaca, Mor. Integrantes de la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (CATEM) bloquean la carretera Cuernavaca-Tepoztlán, a la altura de las oficinas de la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL) Morelos, y la glorieta de la Paloma de la Paz, en la capital, para demandar al gobierno federal y estatal les sean entregados créditos con bajo interés, por 25 mil pesos, para sortear la crisis económica provocada por la pandemia de Covid-19.

En voz del secretario general en la entidad, Fidel Miranda Gorosquieta, y de Aurelio Carmona, dirigente de Rutas Unidas de Morelos, aseguraron que tal acción de protesta la tomaron, pues llevan dos meses de gestiones ante el delegado del gobierno federal, Hugo Erick Flores Cervantes, para obtener esos créditos a la palabra, sin éxito.

El dinero, según los inconformes sería para continuar alimentando a sus familias ya que sus ingresos se desplomaron en los últimos cinco meses, por la cuarentena obligada por la contingencia sanitaria por coronavirus.

“Bloqueamos por la falta de atención, por la falta de respuesta del delegado, por no recibirnos, por no atender ni siquiera nuestras llamadas, no nos contestan, y la gente está desesperada porque ya quieren ese crédito", dijo el secretario general de la CATEM, quien refirió que ese grupo aglutina a unos 70 sindicatos de empresas privadas del estado.

“Los créditos que le entreguen a nuestra gente, es un apoyo que el gobierno está dando para que lo utilicen para sobrevivir (en esta pandemia), y sabemos que está crítica la economía, y necesitan pagar sus necesidades más básicas”, agregó.

La CATEM informó que ellos ingresaron unas 600 solicitudes de créditos a la palabra, que está dando la SEDESOL, para las familias que lo necesiten, para que lo puedan pagar en el futuro.

Por su parte, Aurelio Carmona, dirigente de Rutas Unidas, aseguró que sus compañeros han ingresado un total de tres mil solicitudes.

“Queremos que nos presten dinero, esos 25 mil pesos aunque sea, porque sabemos que a mucha gente le están dando; obviamente vamos a pagarlos, pero queremos que nos hagan caso, que nos presten ya, ya que ya nos urge”, apuntó.

Las afectaciones del confinamiento han alcanzado a los taxistas, pues han reducido la cifra de sus servicios por día, y a los de rutas establecidas, quienes han tenido que laborar con la mitad, o menos, del cupo de sus unidades, por lo que sus ingresos no cubren sus gastos.

Jesús Jaime Cortés Sánchez, chofer de taxi de Cuernavaca, afirmó que “no es justo que a nosotros no nos toque ese préstamo; lo vamos a pagar más adelante, porque ahorita no sacamos ni siquiera para el día, estamos sin trabajo”.

Últimas noticias