Miles de afectados tras el paso de 'Hanna'; 5 muertos

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

A cinco se incrementó ayer el número de personas que han muerto por las torrenciales lluvias que generó la tormenta Hanna, que según la Comisión Nacional del Agua (Conagua) se degradaría a una baja presión remanente durante las próximas horas.

Además de la mujer que pereció ahogada el domingo en Reynosa, Tamaulipas –donde se calcula que hay unas 50 mil personas afectadas, según el gobierno estatal–, se reportaron otros dos decesos en esa ciudad fronteriza y dos más en el estado de Coahuila.

Asimismo, se atribuyó al meteoro la desaparición de tres personas en la zona metropolitana de Monterrey, Nuevo León, donde se desalojó a 709 personas de puntos de riesgo, y 10 fueron rescatadas cuando corrientes las arrastraban.

La Coordinación Nacional de Protección Civil (CNPC) dio a conocer que tres individuos desaparecieron en Reynosa y que se brindó refugio en Nuevo León a mil 155 damnificados.

En un comunicado, destacó que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) desplegó en las entidades perjudicadas a más de 2 mil efectivos y 20 vehículos militares como parte de su Plan DN-III-E de auxilio a la población civil.

La CNPC agregó que en las labores de ayuda participaban el Sistema Nacional de Protección Civil, la Conagua, la Secretaría de Marina, la Sedena, la Comisión Federal de Electricidad y la Guardia Nacional.

Al fallecimiento de una mujer ocurrido el domingo en Reynosa, luego de que se ahogó en el patio de su casa inundado tras las tormentas, se sumó el de una menor de edad en la misma demarcación. Protección civil municipal reportó también que un varón pereció ahogado al no poder salir de su casa anegada.

Este lunes, unas 70 colonias de Reynosa continuaban inundadas y familias pidieron a autoridades apoyo para salir en lanchas o en vehículos todoterreno.

El gobierno tamaulipeco comenzó a desaguar Reynosa con bombas y canalizó el líquido a drenajes y al río Bravo. La junta de aguas y drenaje de Matamoros anunció una inminente crecida del río Bravo, resultado de las inundaciones que Hanna dejó en Nuevo León y Tamaulipas; no descartó que el río se desborde, en perjuicio de ejidos y colonias.

Mientras, en Coahuila, cuerpos de rescate localizaron los cadáveres de una mujer y de su hija, a quienes arrastró la noche del domingo el arroyo El Saucillo, en los límites entre Ramos Arizpe y Arteaga.

Una niña de 10 años, que viajaba en una camioneta pick-up junto con las ahora finadas, fue encontrada con vida gracias a que la pequeña se aferró a un tronco para que las aguas no se la llevaran. Siete personas más que viajaban junto con las antes citadas, incluido un bebé de nueve meses, fueron recatadas por personal de seguridad de un parque industrial cercano.

Hanna dejó cuantiosos daños y pérdidas en Coahuila, principalmente en las zonas norte y oriente de Saltillo, donde se desalojó al menos a 45 personas de viviendas en las que el líquido alcanzó hasta metro y medio de altura. En diversos puntos cayeron bardas y árboles, además de que se fracturó el pavimento.

En Monterrey, un niño de 11 años desapareció arrastrado por la crecida del arroyo Topo Chico. Igualmente, se ignoraba el paradero de un hombre de 30 años que fue llevado por una corriente en el municipio conurbado de Guadalupe.

En Cadereyta, San Nicolás, Los Herreras y Pesquería unos mil habitantes fueron desalojados por policías estatales y locales, la Guardia Nacional, elementos de la séptima Zona Militar, así como de los sistemas municipales y estatales para el Desarrollo Integral de la Familia.

La Conagua notificó que entre sábado y lunes Hanna dejó en Nuevo León capas hasta de 323.94 litros de agua por metro cuadrado, mientras el director de Protección Civil estatal, Miguel Perales, aseguró que cayeron más de 600 litros por metro cuadrado en algunos sectores del estado.

El fenómeno dejó la presa La Boca, en Santiago, Nuevo León, a 87.23 por ciento de su capacidad; la laguna de Salinillas, a más de 77 por ciento, y la presa El Cuchillo, en el municipio de China, a 62 por ciento.

La tormenta dejó en San Blas, Compostela, Rosamorada, Tuxpan y Santiago Ixcuintla, Nayarit, inundaciones y pérdidas al sector ganadero. Las precipitaciones hicieron crecer el río Ameca a 343.95 milímetros por segundo. Personal de la unidad municipal de protección civil y bomberos de Bahía de Banderas rescató a conductores atrapados en un vehículo compacto y una camioneta pick-up, a los cuales remolcaron con un tractor.

El río La Tinaja, que cruza por la comunidad Zacualpan, en Compostela, se desbordó y se llevó un hato de ganado. Cuando menos ocho viviendas de la localidad se anegaron.

En los municipios de Ciudad Valles, Cárdenas y Soledad de Graciano Sánchez, San Luis Potosí, Hanna dejó familias desalojadas, vehículos dañados, árboles y anuncios espectaculares caídos, lo mismo que calles encharcadas.

Julia Le Duc, Leopoldo Ramos, Yolanda Chio, Myriam Navarro, Vicente Juárez, corresponsales, y Eduardo Murillo, reportero.

 

Últimas noticias