Segundo día de paro en maquiladora japonesa en Zacatecas

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Zacatecas, Zac. Por segundo día consecutivo y a pesar de las amenazas de ser desalojados mediante el uso de la fuerza pública, más de 500 obreros de la empresa maquiladora japonesa Nakamura Engineering Works México, realizan un paro de labores en la planta de ese consorcio, ubicada en el parque industrial aeroespacial 1, propiedad del gobierno de Zacatecas, ubicado a un costado del aeropuerto internacional “Leobardo C. Ruiz”, en el municipio de Calera.

A las puertas de la empresa que mantienen tomada, varios obreros relataron –de forma anónima para evita ser despedidos-, que decidieron parar labores desde la tarde del pasado lunes, debido a que los empresarios nipones, no les dieron reparto de utilidades el pasado mes de mayo, con el argumento de que “no hubo ganancias por el Covid-19”, además de someterlos en forma obligada a cubrir jornadas laborales de 12 horas, y con escasas medidas de seguridad e higiene en la planta.

Procedentes de distintas comunidades rurales y colonias de los municipios de Fresnillo, Morelos, Calera, Zacatecas, Trancoso, Guadalupe, los empleados de Nakamura producen en esta planta diversas piezas de acero, para transmisiones automáticas de automóviles. Producen entre 1 mil 600 a 2 mil piezas por día, dependiendo del modelo y tamaño de la sección automotriz. “Y cada año nos suben las metas, pero no nos suben los salarios”, reprocharon.

A pesar de las condiciones laborales difíciles, indicaron, ésta es una de las empresas maquiladoras que en Zacatecas no pararon un solo día por la contingencia del Covid-19, al igual que la maquiladora “Entrada Group”, del parque industrial de Fresnillo. “Trabajamos durante todo el tiempo de contingencia en la planta, y nunca paramos”, aunque tenían la expectativa de que en mayo, les pagarían su reparto de utilidades, por todo el trabajo realizado.

“Pero no fue así, dicen que no hay ganancias, y eso no es posible. Queremos que nos presenten la copia de la declaración anual fiscal, del año 2019, con todos sus anexos, para ver en realidad sus pérdidas y ganancias, y estamos en pie de lucha, para que se nos de lo que corresponde”.

Otro obrero, señaló que en ésta planta de Nakamura, que inició operaciones hace cinco años, “nunca nos han pagado utilidades, sólo nos entregan un Bono Condicionado, que se basa en un sistema de castigos por faltas y reportes, ‘reportes amarillos’, le llaman ellos (los directivos). El bono es de tres mil pesos por un año trabajado, pero por cada falta –por la razón que sea-, nos penalizan con mil pesos. Y si faltaste cuatro veces en todo un año, te dicen, ‘sabes qué, no alcanzas bono y nos debes mil pesos’”.

Pero los obreros están informados y saben que a partir de este año, ya deben pagarles utilidades. Desafortunadamente la empresa no ha querido escuchar sus demandas, sólo a través de algunos directivos les han mandado decir que su paro es ilegal, y que deben levantar el bloqueo y regresar a trabajar, o de lo contrario, pedirán su desalojo mediante la fuerza pública.

Ellos no se han achicado, pero sí lamentan que desde el gobierno de Zacatecas –propietario del parque industrial aeroespacial-, no hayan acudido a auxiliarlos. “Hasta ahorita no hemos tenido ningún apoyo, ya insistimos en llamar al gobierno de Zacatecas, también a Conciliación, pero nadie ha venido, y nos dicen que están trabajando con poco personal, por lo del Covid-19. Dicen que sí van a venir, pero no saben cuándo”.

Las jornadas laborales, para recibir una paga de apenas 1 mil 500 pesos semanales, son de 12 horas diarias, forzadas. Y explica uno de los obreros: “trabajamos oficialmente un periodo de nueve horas con cuarenta minutos, diariamente, de lunes a sábado. Entramos a las 07:00 de la mañana, y deberíamos salir a las 16:30. Pero nos obligan a quedarnos hasta las 19:00 horas, porque la empresa nos da servicio de transporte, con camiones que nos trasladan hasta nuestras comunidades. Pero hasta las siete de la noche hay camiones, no nos ponen transporte a la hora de salida oficial, para obligarnos a que estemos hasta las siete laborando”.

“Si nos queremos salir a las 16:40, tenemos que irnos por nuestra propia cuenta, pero nos sale muy caro, irnos caminando hasta la autopista Zacatecas – Fresnillo, y pagar transporte público, hasta dos camiones, mínimo”.

Además de la falta del pago de utilidades, los trabajadores de Nakamura denunciaron que hay falta de equipo de protección, seguridad e higiene dentro de la planta, pues cargan material y equipos de 25 a 30 kilos, y no hay fajas, y tampoco hay mascarillas para humo y gases tóxicos que emanan de los hornos.

“Tenemos un sindicato charro, prácticamente el sindicato no está con nosotros, el sindicato está con la empresa”.

Últimas noticias