Entusiasmo e incertidumbre al abrir comercios en Acapulco

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Acapulco. Entre el entusiasmo y la incertidumbre reanudarán actividades prestadores de servicios de Pie de la Cuesta, expresó Juan Campos,  presidente de la organización de Trabajadores y servidores turísticos de este sitio de Acapulco.

En entrevista explicó que existe expectativa por lo que pueda ocurrir a partir de este 2 de julio, cuando comiencen a operar hoteles y restaurantes a 30 por ciento de su capacidad.

Sin embargo, manifestó que “no sabemos si van a venir los turistas, la economía fue muy lastimada durante este receso por el confinamiento, o si por el contrario, se van a dejar venir en grandes cantidades, o solamente los fines de semana”.

Sólo abrirán aquellos locales, cuyos propietarios tienen dinero para comprar los insumos que establecen los nuevos protocolos de salud, como gel antibacterial, el tapete de higiene, entre otros, mientras los que no cuentan con recursos, tendrán que permanecer cerrados de momento, comentó.

Incluso algunos restaurantes ya comenzaron a operar la semana pasada, mencionó.

“Ya son casi tres meses sin trabajar, sin dinero, también está afectado el comercio informal, los meseros, los que ofrecen paseos en a caballo por la playa, quienes dan masajes”, explicó.

“No sabemos qué nos espera, tenemos que iniciar poco a poco, si vendrás turistas a cuentagotas, o vendrán muchos buscando la salida después del encierro, lo que no queremos es entrar de nuevo en el semáforo rojo”, dijo.

Prestadores de servicios cumplieron con una serie de requisitos, como los cursos impartidos por el sector turismo y el Instituto Mexicano del Seguro Social, argumentó.

En algunos países, después de relajar las medidas de confinamiento, se presentaron rebrotes de contagios de Covid-19, mencionó Campos.

Aunado al contexto de crisis ocasionado por el nuevo coronavirus, resaltó la presencia del fenómeno de mar de fondo, que en los últimos días ha provocado incremento en el oleaje de hasta tres o cuatro metros, como cada año ocurre, lo que representa la pérdida de la franja de arena y afectaciones a restaurantes.

“Por ahora no habrá mucha oportunidad de visitar la playa, y a eso viene el turista”, dijo presidente de la organización de Trabajadores y servidores turísticos de este sitio de Acapulco.

 

 

 

Últimas noticias