Investigan en BC a 400 empresas por saqueo y polución de agua

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Las trasnacionales Coca-Cola, Samsung y Hyundai, así como un grupo de empresas locales, entre ellas las de las familias Fimbres (tiendas de autoservicio) y Guakil (construcción de departamentos de lujo) son investigadas por la Secretaría de Honestidad y la Función Pública del estado por robo de agua y descargas ilegales de aguas residuales al drenaje de la ciudad. La indagatoria involucra a 400 compañías en un fraude que asciende a mil 150 millones de pesos.

Una auditoría, ordenada dentro del marco de una amplia investigación, reveló que esas empresas, en contubernio con funcionarios de la pasada administración panista, defraudaron a la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana (Cespt) al consumir grandes volúmenes de agua, instalar conexiones clandestinas a la red de drenaje y realizar descargas contaminantes, mientras pagaban tarifas de consumo doméstico.

En el transcurso de las indagatorias, el gobierno del estado ha recuperado 330 millones de pesos, informó ayer el gobernador Jaime Bonilla, quien explicó que durante varios meses estuvieron en pláticas con las empresas para que por voluntad propia pagaran sus adeudos; sin embargo, algunas se negaron y serán acusadas de robo a la nación.

El mandatario señaló que esto apenas es la punta del iceberg y que “las (empresas) que no corrijan sus malas acciones van a pasar no sólo al Servicio de Administración Tributaria (SAT) porque el robo de agua está penado, es robo a la nación, huachicoleo del agua perfeccionado por años”.

En una presentación por redes sociales, acompañado por la secretaria de Honestidad y la Función Pública, Vicenta Espinoza Martínez, el gobernador exhibió a las trasnacionales que cotizan en la bolsa y en Tijuana se roban el agua, pues pagan lo mismo que una casa habitación y eluden los pagos de derecho de conexión, tienen tuberías clandestinas y descargan grandes volúmenes de agua sin tratar.

La Cespt, apuntó, fue la caja chica de las campañas políticas del Partido Acción Nacional y lo que hicieron estas empresas, entre ellas la embotelladora de Coca-Cola instalada en 1993, no podría ser posible sin la complicidad de funcionarios de la dependencia.

Políticos, en la lista

Espinoza Martínez informó en una entrevista radiofónica que la auditoría reveló que entre los deudores se encuentran el Centro de Distribución y Almacenamiento de Petróleos Mexicanos (Pemex) de Playas de Rosarito (más de 5 millones de pesos), Cinépolis, la cadena de supermercados Calimax, de la familia Fimbres (6 millones), el hotel Las Rocas de Rosarito (6 millones), el Grupo Aeroportuario del Pacifico, que administra el Aeropuerto Internacional de Tijuana, con un adeudo de 29 millones de pesos y que tampoco paga impuesto predial al ayuntamiento.

La lista incluye el Hipódromo Caliente del ex alcalde priísta Jorge Hank Rhon (2004-2007), con más de 3 millones de pesos; a la agencia Automotriz del Valle, del ex gobernador panista Eugenio Elorduy Walther (2001-2007), con 437 mil pesos, negocios y dos propiedades del ex gobernador panista Francisco Vega (20013-209), por 2 millones de pesos, así como a Cosmopolitan City Center, de David Saúl, ex priísta y candidato de Movimiento Ciudadano a la alcaldía de Tijuana en 2019, con un pasivo de 5 millones de pesos, así como propiedades de diversos empresarios, entre ellos Rafael Carrillo Barrón con una deuda de 38 millones de pesos.

Encontramos que no se están pagando derechos de agua. Muchas empresas decían tener sus pagos al corriente, pero esto no es lo mismo que estar pagando lo correcto, e incluso gozaban de descuentos de 12 por ciento por pagar sus consumos anuales con el promedio de consumo estimado.

En la transmisión vía Facebook, el representante de la empresa auditora externa Fisamex, Manuel García, detalló que en el Parque Industrial Finsa, donde hay varias maquiladoras, se detectó una toma clandestina conectada desde el interior de una iglesia (a la cual se solicitó permiso para romper el piso) para descargar las aguas residuales. En este caso se investigó porque se están realizando construcciones desarrollando 30 mil metros de construcción sin haber cubierto los derechos de saneamiento.

El gigante coreano Samsung, que en 1995 celebró un contrato por derechos de conexión de 58 litros de agua por segundo, también presenta irregularidades en su sistema de drenaje, pues aunque podía descargar en los campos receptores nacionales, también se le encontró conectada clandestinamente a la red doméstica, explicó el representante de la empresa auditora externa. En ese caso, la entrada a la toma estaba cerrada para ocultar la descarga, que el auditor calificó de supermegaclandestina.

 

Últimas noticias