Acapulco: proponen sindicatos y negocios plan de emergencia

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Miércoles 22 de abril de 202. Acapulco, Gro. Cámaras empresariales, hoteleros, restauranteros, propietarios de embarcaciones de recreo, asociaciones de pescadores, agencias de viaje, guías de turistas, pequeños comercios, contadores, empresarios gasolineros, del sector inmobiliario y sindicatos firmaron un documento con el cual plantearán a autoridades locales y federales diversas peticiones para contribuir a que se mantengan puestos de trabajo en cientos de empresas de Acapulco afectadas por la crisis económica resultado de la actual emergencia sanitaria.

En conferencia de prensa, representantes de diversos giros solicitaron a los tres niveles de gobierno que apliquen medidas como aportaciones económicas para el pago de nóminas, ofrecer salarios solidarios a personas sin empleo fijo, así como descuentos y prórrogas en los pagos de aportaciones al Instituto Mexicano del Seguro Social y al Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), y a las administradoras de fondos para el retiro.

En nombre de prestadores de servicios, comerciantes y empresarios, Marely Gorjón, de la plataforma digital especializada en restaurantes Menú Acapulco, señaló que la pandemia afectó los ingresos lo mismo de vendedores ambulantes que de pequeñas empresas y de madres solteras que con sus empleos o negocios sacan adelante a sus hijos.

Entre las sugerencias figuran la participación compartida de los tres niveles de gobierno y empresarios para el pago de nóminas, y para quienes no ganen más de tres salarios mínimos (11 mil 89 pesos mensuales) propusieron que 40 por ciento de los sueldos provengan de la administración estatal, 25 por ciento del gobierno de Acapulco y 35 por ciento de las empresas, con el fin de evitar despidos y el cierre de actividades comerciales ante la falta de liquidez.

También se aconsejó pagar un salario solidario de mil pesos mensuales a quienes se quedaron sin empleo o se dedican a labores informales, la mitad aportada por la Federación, 30 por ciento el gobierno estatal y 20 por ciento por el ayuntamiento acapulqueño.

Se propuso de igual manera diferir los pagos de los impuestos al valor agregado y sobre la renta, sin multas ni recargos.

Igualmente se sugirió descontar 30 por ciento los cobros de la Comisión Federal de Electricidad correspondientes de abril a junio, y exención del impuesto sobre hospedaje entre abril y agosto. Se planteó al municipio reducir 50 por ciento sus cobros de agua de abril a junio, y 50 por ciento al impuesto predial en el mismo periodo.

Marely Gorjón exigió que las secretarías de Economía y Finanzas diseñen programas de créditos blandos que no involucren a bancos, de 10 mil hasta 500 mil pesos, a una tasa de 9 por ciento anual.

Entre los organismos participantes en el acuerdo figuran la Confederación Patronal de la República Mexicana, las cámaras Nacional de la Industria de la Transformación y Nacional de Comercio y Servicios Turísticos, el Consejo Coordinador Empresarial, el colectivo de restauranteros Aislados Pero Unidos, el Sindicato de Trabajadores de la Construcción, el Instituto Mexicano de Contadores Públicos, el Consejo Turístico del Estado de Guerrero, la Universidad Intercultural de los Pueblos del Sur, así como las asociaciones de Hoteles y Empresas Turísticas de Acapulco, de Pesca Sustentable de Guerrero, Mexicana de Agencias de Viajes, de Gasolineros del Estado de Guerrero, Habla Bien de Aca y de Guías Turísticas de Acapulco.

Últimas noticias