Urgen apoyos para mexicanos que han dejado de trabajar en EU

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Chilpancingo, Gro. Organizaciones sociales no gubernamentales, además de autoridades municipales y comunitarias de la Montaña Alta de Guerrero, urgieron al gobierno mexicano para que a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores y el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas se otorgue “atención inmediata para nuestros paisanos que trabajan y radican en los Estados Unidos ya que por el Covid-19 han perdido sus empleos o han dejado de trabajar”.

En un comunicado de prensa, dirigido a los tres niveles de gobierno y a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), entre otros, con el título “Pronunciamiento público por el Covid-19. Preocupados por los Pueblos Indígenas y Afros de Guerrero y México”, piden al presidente Andrés Manuel López Obrador hacer todos los esfuerzos “para velar por la vida de millones de mexicanos que se encuentran en todo el territorio nacional”.

Reconocen el esfuerzo que hace el gobernador Héctor Astudillo, en los municipios de Guerrero, y le demandan que “no escatime ninguna capacidad institucional para salvar la vida de los hombres y mujeres del Sur”.

Al respecto proponen diez puntos, entre los que destacan “la puesta en marcha de un plan nacional emergente para cuidar la vida de millones de hermanos indígenas y afros que se encuentran a lo largo y ancho del país; activar un plan emergente para apoyar a los pueblos indígenas y afros, que incluya un programa alimentario”.

Demandan a los tres niveles de gobierno que “respeten las decisiones comunitarias de establecer sistemas de control para la entrada y salida de sus comunidades. Son medidas de protección drásticas, pero necesarias”.

A López Obrador le plantean “dar atención a los jornaleros agrícolas que, orillados por el hambre y para sobrevivir, año con año viajan a los estados del norte de la República en busca de trabajo; desde hace varias semanas, están retornando a los estados del sur. En Guerrero muchos han retornado y quizá en su regreso no tuvieron los cuidados sanitarios para evitar la propagación del virus”.

Agregan que “en Nueva York, uno de los epicentros que más ha golpeado la enfermedad a cientos de inmigrantes en los EE.UU, también ha cobrado la vida de muchos guerrerenses. Miles de indígenas de nuestro estado sobreviven con dificultad en ciudades como Los Ángeles, Nueva York y Chicago. Es apremiante que el Estado mexicano brinde la solidaridad necesaria a nuestros hermanos que hoy se debaten entre la vida y la muerte en los EE.UU. Que los Consulados y Misiones diplomáticas de nuestro país brinden la ayuda humanitaria a nuestros compatriotas”.

Se propone que la “atención médica a los paisanos que requieran ser atendidos en hospitales, se obtenga sin ninguna discriminación, y que no sea obstáculo su estatus migratorio”.

Señalaron que el gobierno mexicano “debe construir acuerdos con su homólogo de EE.UU para que nuestros paisanos no pierdan su empleo; y que el gobierno federal gestione ante el de EE.UU, apoyo para que les descuenten las rentas u obtengan condonaciones mensuales”.

Solicitan también “otorgar ayuda para quienes pierdan algún familiar a causa de la pandemia y ayudar al traslado de los deudos a sus pueblos de origen. Es necesario no descartar los cordones y protocolos sanitarios para los jornaleros agrícolas que retornan del norte del país y los que posiblemente retornen de los EE.UU”.

Exhortan a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos a que “vigile y proteja los derechos humanos de los jornaleros agrícolas y de nuestros hermanos indígenas y afros de Guerrero que se encuentran en Norteamérica”.

Finalmente al presidente Andrés Manuel López Obrador le enviaron un mensaje: “Seguros estamos que usted está tomando y tomará sabias decisiones para el bien de México. Las futuras generaciones nos recordarán por nuestra capacidad de salir de esta crisis que agobia a nuestras familias. El Presidente será recordado por su firme compromiso de desplegar toda la fuerza del Estado mexicano y brindar la mano para quienes más lo necesitan. Nacerá un nuevo sol y los pueblos indígenas y afros estaremos de pie para levantar la grandeza de nuestra nación”.

El pronunciamiento fue firmado por el Consejo Municipal Comunitario de Ayutla de los Libres; los alcaldes de Malinaltepec, Cochoapa el Grande, Iliatenco y Xochistlahuaca; el Centro de Derechos Humanos de la Montaña “Tlachinollan”. También Ser Justos para ser Libres, A.C., la Coordinadora Nacional de Mujeres Indígenas, Cátedra para la Paz-UAGro, Raíces de Identidad A.C. y la Coordinadora Estatal de los Trabajadores de la Educación (CETEG).

Últimas noticias