Tras ola de asesinatos, renuncian dos jefes de la policía en Jalisco

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

 

Guadalajara. Los jefes de las policías municipales de El Salto, Alfonso Gutiérrez Santillán, y de Tala, Roberto Barajas, renunciaron a sus cargos, en el marco de una jornada violenta en Jalisco que incluyó el asesinato de al menos seis hombres en hechos por separado.

Gutiérrez Santillán deja el cargo en el que inició desde octubre de 2018 a la llegada de la actual administración municipal de El Salto y, según explicó, lo hizo por motivos personales. El nuevo comisario será Adán Domínguez León, segundo en la escala de mando.

Barajas, quien arribó al cargo el 21 de mayo del año pasado, renunció sin dar mayor explicación, pero se informó que lo suplirá Javier Jaramillo, quien se espera sea ratificado.

En Guadalajara murió durante la madrugada tras ser baleado en el cráneo, un hombre de unos 50 años de edad, mientras al amanecer en el municipio de Acatlán de Juárez falleció otro hombre, de 35 años de edad, cuyo cuerpo fue encontrado al pie de carretera en la colonia Miravalle, tirado boca abajo y con un disparo en la cabeza.

En la colonia Chulavista, en Tlajomulco, fue localizada la cabeza de un hombre en la calle y a su lado dos bolsas que en su interior contenían extremidades humanas, mientras en la no menos peligrosa colonia Polanco, en Guadalajara, en el interior de una finca fue encontrado otro hombre muerto aunque no se detallaron las causas de muerte si bien presentaba huellas de violencia física.

También se reportó la muerte de otro hombre en la colonia Polanco, con varios disparos en diferentes partes de su cuerpo. El cadáver quedó en el asiento de conductor de un vehículo Cadillac de modelo atrasado. Se informó que fue alcanzado por un hombre y una mujer a bordo de una motocicleta quienes le dispararon.

Finalmente, en Tlaquepaque, también de un disparo en la cabeza, falleció un hombre al filo de la medianoche del martes.

Últimas noticias