Comerciantes de Acapulco exigen apoyo económico por la contingencia

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Acapulco, Gro. Comerciantes y locatarios de mercados de artesanías y alimentos de Acapulco, Guerrero, entre ellos el de La Diana, El Pueblito, La Dalia y el de Pie de la Cuesta, marcharon ayer desde diversos puntos de la ciudad y se concentraron en el palacio municipal, donde bloquearon parcialmente un sentido de la avenida Cuauhtémoc, entre las 9:30 y 12:30 horas, para exigir programas de apoyo económico y alimentario para hacer frente a la emergencia sanitaria provocada por el Covid-19.

El ayuntamiento porteño cerró sus puertas a partir de la semana pasada con el fin de evitar concentraciones de personas, por lo que sólo pasó a sus instalaciones una comisión de vendedores para entrevistarse con funcionarios municipales.

Algunos de los casi 400 manifestantes marcharon con niños en brazos, unos más portaron cubrebocas, otros vendieron agua y alimentos a sus compañeros, quienes esperaron respuesta bajo el sol o resguardados bajo árboles y toldos.

Es la situación más difícil que se ha vivido en el puerto, es gravísima, la verdad no tenemos ni para comer, por eso estamos aquí, por el apoyo que prometió dar el gobierno, la verdad sí lo necesitamos, dijo la comerciante de 62 años Lucrecia Castro Arévalo, del mercado La Dalia.

Al mediodía, los inconformes acudieron a la sucursal de la cadena de supermercados Soriana ubicada en la avenida Cuauhtémoc, donde amagaron con saquear el establecimiento. Al lugar arribaron policías municipales antimotines y efectivos de la Marina, cuya presencia bastó para restablecer el orden.

Por la mañana se observaron en la franja turística reuniones de vendedores de la zona de playa. Un grupo se concentró cerca de la glorieta de La Diana alrededor de las 12 horas, vigilado por elementos de la Secretaría de Marina, así como de las policías turística y estatal.

Otro corrillo de locatarios se presentó en el golfito que operaba en la playa Carabalí, con el fin de ser censados para recibir despensas o ayuda. A las 4 de la tarde los inconformes bloquearon ambos sentidos de la Costera durante 10 minutos, para exigir ayuda a las autoridades.

Por separado, prestadores de servicios de playa Revolcadero, en la zona Diamante, pidieron a los tres niveles de gobierno auxilio para resistir la etapa.

Más de 12 mil solicitudes de asistencia desde hace días

Hasta la semana pasada, el gobierno municipal de Acapulco había recibido más de 12 mil solicitudes de asistencia de comerciantes fijos y semifijos de la franja de playa y de diversas colonias.

En entrevista colectiva, vendedores reprocharon a las autoridades por el cierre de playas sin avisarles, y sin un plan económico para afrontar la contingencia. Esa medida fue la muerte, no tenemos un solo turista; estamos de acuerdo, pero es necesario que la autoridad nos diga qué vamos a hacer, dijeron.

Explicaron que los afectados son vendedores de jugos, raspados, paletas, meseros, dueños de misceláneas y fondas, lo mismo que comerciantes ambulantes y arrendatarios de motos acuáticas, de quienes dependen más de mil familias.

El representante de la mesa directiva de locatarios de Revolcadero, Ángel Vargas Palma, expresó: queremos que el gobierno nos apoye, ya estábamos listos para la temporada de Semana Santa, pero sabemos que se podría extender hasta diciembre, quién sabe a dónde va a llegar, pedimos al presidente Andrés Manuel López Obrador medidas para el sector. Aseguró: quizá no nos mate la epidemia, pero sí nos va acabar el hambre.

Angélica Bibiano Ramírez, también directivo de locatarios de Revolcadero, recriminó: No vamos a tener para pagar el agua, la luz, nos están llegando recibos de 4 mil pesos; pedimos al Presidente que nos quite impuestos, si no tenemos para comer, menos para pagar.

 

Últimas noticias