Maquiladoras no acatan el paro

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Viernes 3 de abril de 2020. Empresas maquiladoras de las ciudades fronterizas de Matamoros, Tamaulipas, y Ciudad Juárez, Chihuahua, se han negado a suspender actividades pese a la emergencia por el Covid-19, operan sin filtros sanitario y otras medidas de control y mantienen en sus labores a empleados con síntomas de enfermedades respiratorias, hacinados con los demás, denunciaron trabajadores.

Los obreros iniciaron paros para demandar a la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) que proceda contra los patrones.

En las plantas Tridonex, Kidde, TPI Composites, Starkey de México y Kemet, entre otras ubicadas en los cuatro parques industriales de Matamoros, los empleados detuvieron la producción y exigieron a los directivos acatar la declaratoria de emergencia nacional.

Juan Villafuerte Morales, secretario general del Sindicato de Jornaleros y Obreros Industriales en Matamoros, lamentó que sólo 20 de 80 maquiladoras acataran la suspensión de actividades hasta el 30 de abril.

En algunas plantas, entre ellas Parker, en Ciudad Industrial, los obreros del segundo turno decidieron permanecer fuera, ya que se confirmó que tres empleados sospechosos de haber contraído Covid-19 han estado trabajando con ellos sin medidas de seguridad e higiene.

El alcalde de la ciudad tamaulipeca, Mario López Hernández, convocó a los empresarios a suspender actividades y enviar a los trabajadores a casa: Si queremos evitar un contagio masivo de coronavirus es necesario que el trabajador permanezca en casa con su familia, atendiendo el llamado a la sana distancia por el bien de todos.

Guadalupe García Morales, de TPI Composites, en el parque industrial Las Ventanas, declaró: Tenemos dos compañeros con síntomas de coronavirus, y lo que hizo la fábrica fue aislarlos en un hotel, cuando estuvieron en un área donde convivimos mil 300 personas. Al resto no nos quieren dejar descansar.

Obreros de las maquiladoras Foxconn, Aptiv y Johnson Controls, en Ciudad Juárez, Chihuahua, denunciaron que los obligan a presentarse a trabajar pese al riesgo de contagio, pues cuatro empleados de la localidad fronteriza fueron aislados por sospecha de Covid-19, mientras otros presentan síntomas de males respiratorios y no existen filtros sanitarios en las empresas.

En la capital del estado, 300 trabajadores de Anbec y 500 de Electrocomponentes denunciaron que se permite el ingreso a empleados con síntomas, no los dejan lavarse las manos y tampoco tienen gel antibacterial; además, laboran hacinados en líneas de producción que no cumplen las medidas de sana distancia.

Trabajadores de Valutech, maquiladora ubicada en el parque industrial Fuentes, pararon labores y solicitaron descansar para proteger su salud. Los directivos no dieron a conocer su postura. Lo mismo sucedió en las empresas Planta Toro 2, al igual que en Johnson Controls, APTIV y Foxconn Santa Teresa.

Arturo Valenzuela Zorrilla, director médico del gobierno del estado en la zona norte, afirmó que no hay datos oficiales de contagios en el sector industrial.

El secretario del Trabajo de Durango, Israel Soto, explicó que la ley faculta al Estado para aplicar multas de 25 mil hasta 500 mil pesos a las empresas que no cierren. También puede haber sanciones penales, pero no queremos llegar a ello, sino que las empresas se ajusten a los lineamientos y a los trabajadores se les paguen sus salarios, comentó.

Últimas noticias