Necesario implementar proyectos sustentables en comunidades de México

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Morelia, Mich. México requiere incorporar a su meta de desarrollo, un modelo económico de transformación sustentable e integral, que contemple la participación coordinada de los sectores público, social y académico, así como organizaciones no gubernamentales,  siempre con la premisa de una justa distribución de la riqueza, afirmó Santiago Gérman Bordes.

El experto y consultor en proyectos agro-sustentables en estados como Michoacán, Querétaro y Veracruz, agregó que “un desarrollo verdaderamente sostenible, atiende las necesidades de la población a nivel local y federal, con una visión solidaria con las generaciones futuras y con el cuidado del planeta, sin descuidar  la conservación de su patrimonio natural, cultural e histórico”.

En las diferentes regiones en el país en donde se han implementado, los modelos de planeación aprovechan el conocimiento ancestral de los pobladores a la par que incorporan prácticas productivas que garantizan la conservación de los ecosistemas. 

“Mejorar la calidad de vida y el ingreso de las familias que habitan la regiones, es un reto; así como también el mejoramiento de las formas de uso, aprovechamiento y conservación de los recursos naturales”, señaló Santiago Gérman Bordes.

La implementación de estas formas, se realiza a través de la recopilación de información disponible acerca de las regiones o sitios de interés, en los archivos de las instituciones de investigación científica y académica, tanto nacionales como extranjeras.

Explicó que garantizar un mayor control de las comunidades sobre sus bienes, incluida la tierra, los recursos naturales y el entorno histórico y cultural, permite identificar necesidades y demandas de la localidad y con ello aplicar y destinar los recursos necesarios. 

Gérman Bordes, consideró que al aumentar la participación de las comunidades en los procesos de desarrollo territorial, con especial atención a la participación de las mujeres y los jóvenes, se obtienen innumerables beneficios a corto y largo plazo.

Conocer y aprovechar los programas gubernamentales destinados a mejorar la calidad de vida de la población en materia de salud, educación, comunicaciones, servicios e infraestructura,  incorporar a las poblaciones locales a los  beneficios.

Santiago Gérman Bordes subrayó que fortalecer la vida comunitaria con atención en las decisiones grupales y poniendo especial énfasis en programas productivos integrales, permitirá una revaloración del conocimiento ancestral de las localidades y con ello mejorar sus expectativas de desarrollo.

Como parte integral de los proyectos se han realizado reuniones con líderes comunitarios y llevado a cabo diagnósticos participativos para conocer la percepción de la población de esas entidades, consultas indígenas, consultas para anuncias sociales o ambientales. 

Las consultas públicas, también han resultado indispensables para la integración de todos los actores sociales a fin de que existan una mediación social y se implementen de manera consensuada los planes de mejora comunitaria. 

Proyectos en varios estados

Gérman Bordes participó en el Proyecto Ejido Verde, en el que realizó la asesoría, diseño e implementación de la estrategia jurídica –social para la siembra de pinos resineros en 2000 hectáreas en Michoacán bajo esquemas de crédito con la empresa Pinosa y Kiva.

También contribuyó en el denominado Proyecto Mujeres de la tierra, vivero comunitario: la cual consistió en la implementación de una estrategia social  para la inclusión y vinculación de grupos focalizados de mujeres de la comunidad La Laborcilla, en el estado de Querétaro. 

Otro proyecto que destaca es de regeneración de la laguna salazar, diagnóstico participativo para vincular a la comunidad otormí de San Jerónimo Acazulco al progreso regenerativo como parte de los trabajos de mitigación ambiental de la nueva autopista México-Toluca. 

Últimas noticias