Trasladan a reos de Atlacholoaya a diferentes penales del país

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Cuernavaca, Mor. Treinta reos del Centro de Reinserción Social (Cereso) de Atlacholoaya fueron trasladados a diferentes penales del país, informó la Comisión Estatal de Seguridad (CES).

El traslado, según las autoridades penitenciarias, es para mantener el orden en los centros penitenciarios.

El jueves, familiares de reos denunciaron que tenían en un cuarto de castigo a 13 internos violando sus derechos fundamentales, ya que los tenían incomunicados, sin comer y hacinados y demandaron al coordinador de reinserción social, Jorge Israel Ponce de León Borquez, que les permitiera verlos pues algunos estaban golpeados y heridos.

El jueves 19 de marzo, en ese penal hubo un intento de fuga que dejó un saldo de tres muertos y 10 heridos. El intento de fuga habría sido en un camión recolector de basura. De los 10 lesionados, uno es custodio, mientras que el resto son internos.

Entre octubre y noviembre del años pasado, se registraron tres motines-enfrentamientos entre bandas rivales que dejó nueve reos muertos y 14 heridos.

El primer motín ocurrió el 29 de octubre de 2019 y dejó un recluso muerto. El segundo enfrentamiento se registró el 30 de octubre y dejó seis muertos entre éstos Raymundo Isidrio N, considerado capo del cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) en Morelos.

El tercer evento violento en el interior de ese centro carcelario ocurrió el 21 de noviembre y dejó dos internos muertos.

Dicho Centro de Reinserción Social (Cereso) de Atlacholoaya reprobó el Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria 2019 que realiza la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH). La calificación que obtuvo de acuerdo con este informe fue de 5.98, de 10 puntos, porque hay “autogobierno”, presencia de bandas delictivas y cobros de extorsiones y sobornos, entre otros motivos.

En septiembre de 2019, personal de la CNDH visitó los centros penitenciarios de Morelos y durante la supervisión detectó varias irregularidades que no fueron ni han sido atendidas. En el diagnóstico, publicado por la CNDH, se solicitó al gobierno estatal de Cuauhtémoc Blanco Bravo dar solución a esos puntos de alarma.

De éstos destaca que en esa cárcel varonil hay sobrepoblación —ya que su capacidad es para dos mil 19 internos, pero tienen dos mil 337—; hacinamiento, deficiencias en los servicios de salud, insuficiencia de programas para la prevención y atención de incidentes violentos, e insuficiencia de vías para la remisión de quejas de probables violaciones a los derechos humanos.

Últimas noticias