Simpatizantes de Morena y PAN se diputan control en Amealco, Queretaro

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Querétaro, Qro. A seis meses de que inicie oficialmente el proceso electoral local, en el municipio de Amealco de Bonfil ya hay enfrentamientos entre grupos partidistas que simpatizan con el PAN y Morena por el control de la comunidad de San Ildefonso Tultepec, perteneciente a esa demarcación, la de mayor población indígena en la entidad.

El 26 de febrero pasado, una veintena de personas cerraron las instalaciones de la delegación de San Ildefonso, con todo y el personal adentro, molesta porque dos días antes el delegado, Ángel Sánchez Vicente, había despedido al secretario, Camilo Ramírez Sánchez sin presuntamente tener facultades legales para hacerlo.

Sánchez Vicente, acusó al secretario —vinculado a familias que simpatizan con el PAN— de incurrir en presuntos actos de corrupción al solicitar a dos mil 500 habitantes de esa delegación municipal, sus credenciales del INE, para recibir entre diciembre de 2019 y enero de 2020, cada persona, un vale con dos mil pesos provenientes de la ONU, que nunca entregó y se desconoce el paradero del recurso.

El delegado de San Ildefonso, interpuso una denuncia ante la Fiscalía General del estado por el delito de secuestro y acusó públicamente al gobierno municipal de Amealco que preside, Rosendo Anaya Aguilar, emanado del PAN, de condicionar a algunos habitantes para que protesten por el despedido del secretario y actuaran en su contra, pues el día que cerraron y se plantaron en la delegación, los pobladores fueron convocados para la entrega de apoyos gubernamentales como instalación de baños como, pintura, tazas, puertas y tubería.

Por su parte, Sánchez Vicente negó conocer los detalles del programa de apoyo económico de la ONU, aunque aceptó haber estado de acuerdo con su entrega pues, dijo confiar plenamente en su secretario, pero al observar que no otorgaba los recursos, decidió despedirlo por presunta corrupción.

Reconoció que continúa la práctica de solicitar la credencial de elector a los habitantes para que puedan recibir un apoyo social, como una forma de manipulación para obtener su simpatía con fines proselitistas, pero que, según él, no es cometida por ellos.

Sin embargo, admitió que en esa delegación hay una “guerra de poderes” entre los simpatizantes del PAN y los seguidores de Morena, lo que quedó al descubierto pues el 8 de febrero pasado, el presidente, Andrés Manuel López Obrador estuvo en el municipio de Amealco en donde Sánchez Vicente fue el encargado de recibirlo y de dar el discurso oficial, pero al presidente municipal, Rosendo Anaya, no le fue concedida la palabra y fue abucheado.

Al respecto Ángel Sánchez afirmó en entrevista vía telefónica, que “considero que es un cobro político en mi contra y el municipio no va a parar. Voy a recibir golpes más duros”.

El delegado, dijo temer porque constantemente ha sido amenazado de que será secuestrado, y le han advertido que “necesita un levantón”. Mientras que la presidencia municipal de Amealco no dio respuesta a la solicitud de dar su versión sobre el conflicto en San Ildefonso Tultepec.

 

 

 

Últimas noticias