Protestan por contaminación del río Santiago en Guadalajara

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Guadalajara, Jal. Habitantes de los municipios de El Salto, Juanacatlán, Zapopan y Poncitlán se manifestaron afuera de la Secretaría de Salud de Jalisco para exigir atención médica para las personas afectadas por la contaminación del río Santiago.

La protesta se hizo en solidaridad a la representación que acudió a la Ciudad de México para reunirse con autoridades federales y solicitarles que se atienda a los enfermos, se abran centros de salud en la cuenca y se realicen recorridos por parte de promotores de la salud.

“Queremos que se hagan estudios epidemiológicos y que no se oculten, de tal forma que se pueda construir un diagnóstico certero para actuar de inmediato de acuerdo con las necesidades que aparezcan”, dijo José Castilla, presidente de bienes comunales de Ixcatán, municipio de Zapopan.

Los inconformes insistieron en que las plantas de tratamiento de aguas residuales que apoya el gobierno de Jalisco no son la solución adecuada para atender la problemática de contaminación de la cuenca, debido a que no tratan la presencia de metales pesados.

“Se necesita otro tipo de tratamiento y que las empresas no viertan desechos al río. Pensar que primero contaminan y después van a limpiar, es una ilusión. Un estudio reveló que hay mil 90 componentes químicos en el agua”, sostuvo Casillas, quien informó que alrededor de 400 negocios ubicados en la zona son los responsables de esta situación.

El pasado 7 de febrero la Comisión Interamericana de Derechos Humanos dictó medidas cautelares a favor de los pueblos afectados por la contaminación del río Santiago.

Aunque reconoció los esfuerzos del gobierno local para el saneamiento de sus aguas, señaló que las plantas de tratamiento no eran las adecuadas para acabar con los residuos industriales y enfatizó la urgencia de atender a la gente en riesgo.

“Alrededor de 20 mil habitantes viven en el entorno de la barranca de Huentitán, pero no se trata de la cantidad, sino que se está destruyendo uno de los pulmones de las 4.5 millones de personas en Guadalajara. Hay 12 pueblos en 50 kilómetros cuadrados”, sentenció José Casillas.

Los manifestantes entregaron un pliego petitorio a las autoridades de Salud donde demandan atención médica para las poblaciones afectadas y que la información se haga pública, además piden que haya medidas preventivas y que sean sancionadas las empresas contaminantes.

Últimas noticias