Emiten queja ante CEDHJ por contaminación en río Santiago

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Guadalajara, Jal. Pobladores de El Salto y Juanacatlán presentaron una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos en contra del gobierno estatal por ocultar durante diez años los resultados de un estudio realizado en habitantes de las márgenes del río Santiago, el cual comprobó la letalidad y enfermedades causadas por la contaminación contra niños en ambos municipios.

El estudio, realizado por investigadores de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí a encargo de la Comisión Estatal del Agua (CEA) de Jalisco durante la administración del gobernador panista Emilio González Márquez, se mantuvo en secreto desde 2010 pese a que el documento señalaba la necesidad de dar un seguimiento que nunca ocurrió con políticas de salud pública.

El pasado 22 de enero, la estación de radio Líder Informativo dio a conocer un trabajo de su reportero José Toral, quien a través de una solicitud de transparencia obtuvo el estudio que demostraba los riesgos sanitarios en la capacidad cognitiva y en la sangre, entre otras afectaciones a la salud relacionadas con los tóxicos que lleva el río, que corren los niños que viven en las márgenes del Santiago.

Se encontró plomo, cadmio, mercurio, arsénico y flúor en la población infantil en porcentajes muy por encima de lo normal, por lo que los especialistas recomendaron identificar las fuentes generadoras de los contaminantes y un diagnóstico y vigilancia de salud especial, lo que no ocurrió.

Sofía Enciso y Alan Carmona, activistas ambientales de El Salto y Juanacatlán, en representación de los habitantes de ambos municipios colindantes y divididos justo por el paso del río Santiago, se presentaron este lunes en la CEDHJ para que se inicie una investigación de los motivos por los cuales se ocultó dicha información de alto interés público.

“Durante ese tiempo el gobierno de Jalisco decidió ocultar, negar o minimizar sistemáticamente la relación entre la contaminación, la enfermedad y la muerte de quienes habitamos cerca del río Santiago”, señalaron los quejosos.

Casi a la par de que era presentada la queja, este lunes el gobernador Enrique Alfaro publicó un vídeo en sus redes sociales en el que invitó al presidente de la CEDHJ, Alfonso Hernández Barrón y a los “opinadores profesionales que escriben cosas sin saber”, a realizar un recorrido para que “se ensucien los zapatos” y conozcan las obras que su gobierno realiza y los cientos de millones de pesos invertidos que “lograrán ahora sí el saneamiento” del río considerado como el más contaminado del país.

“No se necesitan más que dos dedos de frente para saber que los trabajos que estamos haciendo hoy, las plantas, los colectores, la limpieza de maleza, no van a dar resultados inmediatos (...) El gobierno está haciendo las obras desde el año pasado, sin embargo hoy piensan que nos tienen que hacer recomendaciones, me llama la atención ese ánimo de aparecer tal vez para justificar su trabajo y su cheque, de la CEDHJ que dice que va a sacar otra recomendación (por la contaminación del río)”, dijo Alfaro.

Y agregó: “No necesito que la CEDHJ me haga recomendaciones sobre lo que tenemos que hacer en el río Santiago, lo estoy haciendo desde el primer día de mi gobierno”.

Por la tarde, la CEDHJ emitió un boletín en el que manifestó su disposición para “abordar de forma responsable e integral el grave problema de la contaminación en la cuenca del río Santiago” y para dejar sentado que Hernández Barrón aceptaba la invitación de Alfaro.

Últimas noticias