Si gobierno no cumple, podría resurgir lucha armada: ex guerrillero

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Chilpancingo, Gro. Gregorio Fernández Brito, compañero de armas de Genaro Vázquez Rojas, guerrillero y dirigente de la Asociación Cívica Nacional Revolucionaria (ACNR), advirtió que si el presidente Andrés Manuel López Obrador, no cumple sus promesas de campaña a favor del pueblo seguirá vigente la alternativa de la lucha armada “podría resurgir”.

Entrevistado en esta capital, a 48 años de la muerte de Vázquez Rojas, manifestó que “siempre que haya injusticia y pobreza, estará vigente la lucha armada, a pesar de la situación que se presenta, pero los pueblos siempre lucharán. Las condiciones siguen vigentes, aunque para organizarse hay problemas”.

Reveló que la ACNR, llamó a votar por López Obrador, “pero hasta el momento no hay nada claro, no se han cumplido las aspiraciones del comandante Genaro Vázquez. Desde entonces los niños tienen que caminar varias horas para llegar a sus escuelas, y hoy sigue sucediendo lo mismo, la gente sigue igual de pobre”.

Recordó que en esos años“a la Universidad Autónoma de Guerrero, solamente asistían los ricos, y por eso a raíz del secuestro de Jaime Castrejón Díez, la situación cambió, porque antes de 1971 los universitarios no elegían al rector, pero a partir de 1972 se eligió al doctor Rosalío Wences Reza. El comandante Genaro Vázquez secuestro a Castrejón Díez el 19 de noviembre de 1971, antes participó en el movimiento de 1960, que llevó a la caída del entonces gobernador Raúl Caballero Aburto”.

El ex guerrillero, Gregorio Fernández Brito, detalló que con el secuestro del entonces rector de la UAG, Castrejón Díez, “se exigió que renunciara, y que varios presos políticos se fueran a Cuba, y que la universidad eligiera a sus autoridades, y fue entonces cuando surgió Wences Reza”.

Reconoció que “si bien con este gobierno de López Obrador, se han dado algunos cambios, en Guerrero, no sean visto. Sabemos que es difícil, estamos en esa espera. La ACNR, la última vez que votó como tal fue en 1962, pero como Asociación Cívica Guerrerense, pero a partir de ahí empezaron a perseguir al compañero Genaro, esa fue la última vez que votamos”.

Mencionó que en esta elección la ACNR votó por López Obrador “porque prometió cambios, pero todavía no se ve el cambio, sabemos que no es tan fácil. Si bien ha perseguido a los corruptos, de todos modos sigue la matanza entre los pueblos”.

Recalcó que “no se ha visto claro el cambio, porque incluso los mismos militantes de Morena están peleando. Lo cierto es que el pueblo sigue en la miseria, en el caso de la Universidad de Guerrero, se siguen cobrando cuotas de nuevo ingreso, a pesar de que Genaro (Vázquez) luchó porque la educación fuera gratuita”.

Fernández Brito, quien estuvo preso seis años, en el cereso de Perote, Veracruz, y en la cárcel de Chilpancingo, sostuvo que “los empresarios no están dispuestos a dejar sus privilegios, y tienen amarrado a López Obrador. Genaro decía que primero debería derrocarse a la oligarquía pro imperialista que nos sigue gobernando, por eso nosotros como ACNR votamos por López Obrador, pero está atado por los empresarios”.

También se refirió a los grupos de autodefensa o policías comunitarias que surgieron en los últimos años “lamentablemente muchas están infiltradas por el gobierno y la delincuencia organizada; Genaro decía que el pueblo generar sus grupos de autodefensa bajo los principios de la ACNR, pero no se ha logrado”.

“Cuando llegábamos a poblados como Iliatenco, o Tierra Colorada, en la Costa Chica, Genaro Vázquez, le decía a los pueblos que debía conformar sus grupos de autodefensa para enfrentar a la oligarquía, y para defenderse, bajo los principios de la ACNR; por eso planteó los cuatro puntos principales, entre ellos el derrocamiento de la oligarquía, y la conformación de grupos de autodefensa enfrentando militarmente a las fuerzas represivas”.

Nosotros, agregó “integramos grupos de autodefensa clandestinos, a través de comités de lucha, comités de liberación. Yo ingrese a esas instancias de autodefensa, con comités de lucha clandestina armada, con los comités armados de liberación, y hoy no se están dando esos principios, con los nuevos grupos de policías comunitarios, porque han sido infiltrados por el gobierno, y los grupos delincuenciales”.

El ex guerrillero consideró que “se debe insistir en la organización del pueblo, bajo los valores de Genaro Vázquez, y Lucio Cabañas. Yo estuve con Genaro en la región de la Montaña y Costa, y en ese tiempo planeó el secuestro del ex rector de la UAG, Jaime Castrejón Díez. Fui comisionado para recibir el rescate y lo entregué al compañero Genaro. Yo le llevé los recados al obispo Sergio Méndez Arceo, y a otros curas, durante la negociación, me entregaron el rescate y se lo lleve a Atencingo, Puebla”.

“Yo visité a los compañeros en la sierra, donde tenían a Jaime Castejón, y me dijo el compañero Genaro: en tus manos está nuestra vida, o nuestra muerte. Y la última vez, cuando se dejó libre al ex rector de la UAG, llegué una noche a Mayanalán, municipio de Iguala, y me dijo el comandante: me gusta, te felicito porque te has chingado por nosotros”.

Antes de su muerte, al salir de Puebla, pasamos al Zócalo de la Ciudad de México “era el mediodía, en un carro Falcón, dimos una vuelta en el zócalo, todos íbamos armados, el comandante Genaro llevaba un AR-15, “no tenga miedo compañeritos”, nos alcanzó a decir, así era el maestro Genaro”.

Este domingo, en el zócalo de San Luis Acatlán, se llevará a cabo un homenaje a la memoria del comandante guerrillero Genaro Vázquez Rojas.

Últimas noticias