Alcaldes en Morelos alistan protesta en Congreso estatal

Compartir en Facebook Compartir en Whatsapp

Cuernavaca, Mor. La mayoría de presidentes municipales de la entidad anunciaron una protesta la sede del congreso estatal el primero de febrero, porque no les aprobaron 32 leyes de ingresos municipales —de 36 que integran el estado—, y para demandar tanto a los diputados, como al gobernador, Cuauhtémoc Blanco Bravo, más recursos económicos para sus demarcaciones.

Por mayoría de votos los legisladores sólo aprobaron, la noche del pasado 28 de enero, cuatro leyes de ingresos de los municipios de Axochiapan, Temoac, Tetela del Volcán y Tlaltizapán; las otras 32 leyes de ingresos, de igual número de municipios, fueron desechadas porque no alcanzaron los votos necesarios, y porque, según los legisladores, pretendían aumentar en un 15 por ciento el cobro de derechos.

Por ello se quedaron sin leyes de ingresos para este año, pero pueden seguir utilizando la ley de ingresos del 2019, según la diputada y presidenta de la Comisión de Hacienda, Rosalina Mazaria; pero sin cobrarle a los ciudadanos el Impuesto Adicional, ya que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declaró ese impuesto “ilegal”, y ordenó al Congreso del estado eliminarlo de las leyes de ingresos a partir de este 2020.

El llamado Impuesto Adicional, según los alcaldes, representaba el 25 por ciento de sus ingresos, por lo que antes de que terminara 2019 los ediles buscaron audiencia con los diputados locales para ver la forma que se siguiera cobrando dicho impuesto.

En caso que no se les permitiera cobrarlo, los gobernantes propusieron a los miembros del congreso estatal, aumentar el cobro del impuesto predial, recolección de basura, panteones y demás servicios que ofrecen los ayuntamientos.

Esas propuestas planteadas no alcanzaron la mayoría de diputados, porque iba contra los intereses de los ciudadanos. Así lo declaró la panista, Dalila Morales, que dijo que no votaría a favor de leyes de ingresos que cobren más impuesto, ni siquiera “un ajuste financiero” que recayera en los bolsillos de los morelenses.

Así, los alcaldes, liderados por el presidente del Instituto de Desarrollo y Fortalecimiento Municipal del Estado de Morelos (IDEFOMM), Sergio Omar Rivera Chavarría, demandaron una audiencia con Cuauhtémoc Blanco Bravo para tratar ese tema presupuestal.

Y advirtieron, que si éste no los recibe personalmente este viernes 31 de diciembre, desde las 6 de la mañana del sábado, protestarían en las diferentes vías de comunicación del estado de Morelos.

Pero la tarde-noche del jueves, en conferencia de prensa, 20 de los 32 presidentes municipales inconformes mencionaron que no realizarían los bloqueos, y que habían aceptado dialogar con el ejecutivo estatal, como él se los ofreció, el próximo 4 de febrero.

Allí, aseguraron, le pedirán, que les devuelvan un 5 por ciento de su presupuesto del Fondo General de Aportaciones que les quitó el ex gobernador, Graco Ramírez, según justificó en su momento, para el Mando Único.

La protesta busca evitar un quiebra financiera en sus municipios ya que no podrán cobrar el Impuesto Adicional.

En el paquete presupuestal para este año, que aprobaron los diputados, se etiquetaron, 5 mil 420 millones 742 pesos para los 36 municipios.

 

 

 

Últimas noticias